Como unir los volantes y no morir en el intento…

Para unir los volantes sólo hay que seguir unos pasos muy sencillos:

Una vez cortadas las piezas, la unión de cada una de ellas puede hacerse de dos formas:

1. Cosiendo ambas en una misma costura y remallando el filo después, es lo más utilizado y rápido
2. o bien puedes utilizar el antiguo “cosido y vuelto“. Esto te llevará más tiempo pero también es verdad que no se te verán las uniones por debajo del volante, aunque lo más común es la forma anterior puesto que en ocasiones hay muchas piezas que unir!!!

Eso sí, no hay que olvidar nunca planchar las uniones (aconsejo que, además, le déis con vapor para que queden mejor) una vez están todas, pues al montar el adorno que lleve el traje os podéis encontrar con arrugas o bien que el adorno en sí, por ejemplo los madroños, puedan sufrir demasiado con la plancha.

Un vez tienes todas las piezas de cada volante unidas (todos los “círculos” o “circunferencias“) formando ya el volante en sí, tienes dos opciones:
1. puedes sobrehilar o remallar la parte superior del volante, la parte que irá unida al cuerpo o falda y unirlo a ella con una simple costura como se ve en la imagen.
2. puedes comprar cinta de cebolla o similar y ponérsela, de este modo evitas que se deshilache el filo y, además, si unes varios volantes en una misma costura, como en los casos de volantes dobles a la misma altura, con la cinta haces que el volante quede más sujeto aunque también puedes remallarlo y no tendrás problemas.

Lo que hay que tratar de hacer es que, cuando se baile o se levanten los volantes, quede del modo más curioso posible, pues tratar de evitar que no se vea ninguna costura es muy complicado, ya que, salvo que el volante vaya de capote o te entretengas con el “cosido y vuelto” no habrá otra forma para que dejen de verse.

Tened en cuenta que cuando el volante se vea del derecho las costuras no se verán.

Saludos!!