Comenzamos con el Rocío: Telas…

Flamenquis…

Acabadas las primeras ferias toca empezar a preparar los trajes de flamenca para el Rocío. El sol aprieta y no tiene pinta de que vaya a dejar de hacerlo en los próximos días… Se preparan las carretas y carriolas, se sacan las papeletas de sitio de aquellos que van con hermandades, se sacan los sombreros de ala ancha y los pañuelos, las cintas de las hermandades, se va a montar a caballo para preparar el camino y los trajes de flamenca se combierten en batas rocieras…

 A poco más de una semana para que comiencen a salir las hermandades, todo está casi listo y desde “Entre cirios y volantes”  quiero daros, poco a poco, ideas para ese maravilloso camino.

Hoy vamos a empezar por las telas para las batas que, aunque mucho ha cambiado la cosa en los últimos años, no está mal volver a echar un vistazo.

Si los colores en feria este año han rozado todo lo vintage y pastel, para el Rocío, creo que estará bien utilizar una gama cromática de colores más vivos, intensos y alegres.

Rojos, turquesas, amarillos, fucsias, naranjas… un sin fin de colores que llenan los caminos de simpatía y color. No sé por qué pero me encantan los trajes verdes para estas cosas… sí, a veces digo cosas sin sentido.

Todo esto no quita que colores tipo rosa maquillaje o el azul mar queden mal ¡¡ni mucho menos!! pero sí es cierto que quizás sean más para ese día de salida o los que se está en la aldea.

Quizás yo utilizaría estos colores para los días en la aldea, sobretodo cuando empiezan a ser las siete de la tarde y las mujeres se arreglan más, esa hora en que las batas más ligeras dejan paso a los trajes de flamenca.

¿Y un plumeti? Tenemos dos opciones, un traje totalmente hecho de este tejido, totalmente inapropiado para un camino pero, dependiendo dónde, cómo y con quien os alojéis en la aldea podría ir bien (yo no me lo pondría) o un traje con partes de plumeti, por ejemplo, trajes que van cortados en el pecho y llevan mangas y escote en este tejido… pues en ese caso ¿por qué no?

Imaginad ese momento en que los romeros, ya de noche, caminan al rezo del rosario, portando en Simpecado alumbrado sólo por bengalas. Para esos momentos es cuando me encantan este tipo de trajes.

Pero volvamos al camino… que aún no había sacado la Hermandad a la calle y ya había llegado a la aldea… Suelen verse muchas romeras con batas o trajes de vichy y lo cierto es que me parece muy apropiado, quizás más que para feria, aunque como siempre os digo, todo depende de cómo sea el traje.

Otra cosa a tener en cuenta es el tipo de tejido que utilizáis, mirad, un Rocío de calor puede llegar a ser insoportable por lo que debéis procurar llevar trajes livianitos… los popelines nunca os van a fallar, eso está claro, pero, como me explicó Gonzalo de  Flamentex, donde estén tejidos con fibra natural o los voiles, algodones muy finos, batistas perforadas de algodón con poliéster, incluso los crespones o “koshibos” (aunque particularmente no es lo que más me gusta, me da la sensación de que se me pegan al cuerpo y que no transpiran), no hay nada para un camino; en vosotras está el pasar o no ¡¡calor!! Me comentaba Gonzalo que “este año todas las casas de tejidos hemos apostado por unas colecciones de algodón 100% utilizadas para realizar “PATCHWORK” con colores muy vistosos y con caida espectacular.

Bueno flamenquis, ya podéis empezar a contarme cómo son los trajes o batas que utilizaréis en el camino…

Besitos por soleares!!!