El «Atardecer» de Pitusa Gasul…

FLAMENCA DE «CANTARES»

Si os gusta la flamenca divertida, llena de encajes, de colores y con reminiscencias a ese «tablao» de Cantares, os encantará el estilo de Pitusa Gasul.

Pero empecemos, como siempre, por el principio. Aquí mi Silvia de My make up 10 tenía claro que quería pintarme unos ojos verdes así que al ver la colección para este 2012 y la paleta de colores que ha usado la diseñadora creí oportuno usarla en esta ocasión… ¿Lo vemos?

Hablar de los trajes de Pitusa Gasul es hablar de una flamenca guapa, de volante sobre volante con unos trajes que llevan de todo, de hecho combina las telas de un modo espectacular y es ahí donde, en mi opinión, se ve el arte de la diseñadora. Conjuga con gracia los complementos del traje, da igual que use madroños, plisados o encajes, todo en un mismo traje y se ve hasta sencillo, nada recargado. De hecho el volante de Pitusa a mí me lleva a esa flamenca que baila por alegrías, elegante, clásica.

UN CLAVEL, UN ROJO, ROJO CLAVEL, UN CLAVEL…

Y es que cuando llegué a la Calle Chapineros, sevillana donde las haya, y encontré este traje rojo preparado para las fotos no pude sonreír más.

Sencillez al máximos, rojo con encajes que no necesita de más que sus seis volantes, un buen tacón y maravillosos complementos

Le gusta mucho a la diseñadora usar pequeñas flores bien para sujetar los mantones a modo de broche o bien por alguna parte del vestido y lo cierto es, que me ha encantado. ¿Y los pendientes? De línea sencilla y clásica pero bien grandes en dorados…

Pitusa me vistió  «muy castiza«, flamenca de centro de Sevilla, de la que sale de un portalón antiguo…

Este traje te saca la sonrisa más flamenca, el mantón, realizado también por Pitusa Gasul mezcla el crochet con los flecos y tienes unos claveles (más sevillano o podía ser) en rojo que quedaba genial con el traje. Y es que a veces la sencillez es extraordinaria y es por lo que los diseñadores son reconocidos, porque saben hacer de todo sin perder su sello y estilo.

La colección de Pitusa Gasul para 2012 llamada «Atardecer» engloba trajes al más puro estilo sevillano. La gama cromática va desde los malvas, pasando por los beiges, azules, el clásico verde de Pitusa o los azules… sin dejar de un lado los rojos y negros.

ME EMBRUJASTE. Y UN RÍO DE COPLAS DE COPLAS CANTÓ POR MIS VENAS TU AMOR VERDADERO…

Cuando cae la noche, las luces de la Feria se empiezan a encender, cuando los trajes de flamenca dejan de pedir espartos y se tira del tacón, cuando los complementos comienzan a ser más grandes o con pedrería, cuando las telas son más ricas, cuando los colores pasan a tonos más oscuros… cuando una mirada de ojos negros enamora … es entonces cuando este traje de Pitusa Gasul llenas las calles del Real.

Pequeños lunares bordados en blanco, cinco volantes y una enagua llena de volantes de organdil para dar más volumen al traje y pequeñas puntillas para rematar.

¿Quien dice que Pitusa no tiene trajes oscuros? Pues aquí tenéis éste que, aunque no veis bien en la foto, la manga era semitransparente.

El mantoncillo también lo ha realizado la diseñadora a juego con el traje y no os perdáis las rosas rojas que tiene bordadas.

Vuelve el talle alto pero que en ningún caso de de resaltar la figura de la mujer. traje de líneas sencillas pero que impregna de carácter a la flamenca.

LA LIRIO, LA LIRIO TIENE…

 Si algo me gusta de la diseñadora es las mangas de sus trajes de flamenca… ¿por qué? pues es fácil porque son diferentes, unas más clásicas, otras más largas, de clavel, de farol… creo que es algo característico de ella y me fascina que no pierda ese toque.

En sus trajes no vais a ver volantes en el escote o mangas asimétricas aquí todo lo que hay es puro clasicismo que se mezcla con tejidos con caída como los plumettis o trajes de encaje.

Otro de los detalles que me gusta de Pitusa Gasul es que juega mucho con los colores, con las flores y, si os fijáis, ahora nos propone hasta relojes hechos por ella a juego con el traje de flamenca que llevemos ¿no os parece coqueto?

Mezclar este malva con beige y entremeterle lazos en caqui y bourdeos no todo el mundo lo consigue hacer bien…

Me llamó mucho la atención que Pitusa mezclase tanto tipos de complementos y jugase con las flores, el hecho de que me las colocase por el traje o a modo de broche, como os he comentado, me fascinó, reconozco que yo no sabría hacerlo con tanto estilo «me encanta ponerle florecitas y jugar con los complementos«

Y es que en su tienda podéis encontrarlo todo, complementos, mantones, incluso toreritas que tanto le gusta a Pitusa. Tenéis que pasaros por allí, hay unos pendientes de camafeos preciosos.

ROSITA DE CAPUCHINOS, VERDE NARDO Y CLAVEL, AMÉ EL RAMITO MÁS FINO DEL JARDÍN DE TU QUERER…

Flamenca castiza, llena de flores, estampado alegre y elegante que Pitusa Gasul ha conseguido con este traje.

Volantes de capote, mangas larguísimas con pequeños volantes y unas enaguas llenitas de volantes fucsias.

Me fascina el juego de colores, tanto de la tela estampada llenita de flores como con los complementos. ¿No os parece divino el mantón? ¿no os parece alegre el toque de los pendientes verdes? ¿Y la rosa a modo de broche? Detalles, detalles que Pitusa tiene muy en cuenta a la hora de vestir a la mujer.

Flamenca de sevillanas de Manuel Pareja Obregón, flamenca de corral, de las que no deja de cantar ni un segundo en la Feria o de bailar, de esas que Pitusa hace eternas con un traje de flamenca que no pasa de moda.

El estilo de la diseñadora siempre nos evoca, nos lleva a esa flamenca sevillana que pasea por el centro, que va a La Maestranza, esa flamenca que pasa por debajo de una Portada de Feria a plena luz del día, alegres y sonrientes.

A TU VERA, SIEMPRE A LA VERITA TUYA HASTA QUE DE AMOR ME MUERA…

Pero si hay un volante característico de Pitusa Gasul, uno en el que la diseñadora se vuelca, uno de esos que desde que lo ves de lejos por las calles del Real  es éste.

Pitusa mezcla, los volantes, los colores (beige, rosa, albero, malva, verde hoja…), los tejidos como pocos diseñadores. ¿En qué fijarse de este traje? En todo. Un traje trabajado jugando con las gasas, con la colocación de los volantes, es uno de esos trajes que «caminan» solos sin necesidad de nada más.

La manga, el detalle de los plisados, el entredós, el largo del vestido… no sé me parece maravilloso lo que hace Pitusa Gasul. También podéis encontrar en su tienda de la calle Chapineros faldas y camisas cuajadas de encajes colocados con la delicadeza que la diseñadora imprime a todos sus trajes o las chaquetilla, toreritas o boleros, como prefiráis llamarlos, con aires toreros y con mil detalles que merece la pena ver.

Os invito a que paséis por su tienda…

Desde «Entre cirios y volantes» queremos darle las gracias a Pitusa Gasul una vez más por abrirnos las puertas de su taller, por prestarnos esta maravillosa tarde y dejarnos hacer este especial con sus preciosos trajes.

Besos por sevillanas, besos tan fuertes que lleguen, al menos, hasta Vietnam!!

Fotos: Cayetano Gómez de ¡¡Ay Maricruz!!

Trajes de Pitusa Gasul : calle Chapineros  1 local 4

Maquillaje: Silvia de My make up 10

 

Un día en Jerez con Amparo Maciá…

Flamenquis…

EN UN ARCOIRIS DE COLORES O GITANA DE JEREZ…

Caminito de Jerez a primera hora de la mañana, el sol, esta vez sí lucía, el día estaba reluciente y la temperatura era agradable. Mis nervios afloraban pues íbamos a hacer este especial con Amparo Maciá.

Una vez más he contado con la ayuda de Silvia de My make up 10 para hacer este especial. En esta ocasión y, como diría mi Silvia, eran unos «ojos marcados rajando la mirada en tonos marrones» #oleahí y para los labios usó el tono acoralado que tanto le encanta ponerme y que a mí me fascina ¿qué tal si lo vamos viendo?

Y llegó la hora de sentirse «Única«.

La trayectoria profesional de la diseñadora ya la conocéis muchos de vosotros. Hace 15 años apareció por la pasarela de Simof participando en el certamen de diseñadores noveles y lo ganó. Desde entonces y, hasta 2006, participó en Simof pero desde aquel año decidió presentar su colección en Jerez  pues su vida personal está en dicha ciudad.

Como os conté hace poquito su colección de 2012 se llama «Únicas»  y nos muestra dos flamencas muy distintas la una de la otra. de hecho, hablando con Amparo nos estuvo contando que a ella cuando hace las colecciones siempre hace que sean compactas, es decir, independientemente de que cuando hace un traje a medida pueda hacer, en la colección no veremos desfilar un traje que nada tenga que ver con el resto de trajes en el que se engloba la colección. En este caso, la colección se dividió en dos bloques. La primera parte está llena de color y luz. Los trajes amarillos característicos de la diseñadora no podían faltar este año así como los rojos o blancos. Sin embargo no hemos visto ningún traje en morado ¿por qué? porque si lo hiciera estaría presentando lo mismo que años anteriores «este año he optado por los colores más cálidos» haciendo su colección distinta a la del año pasado, por supuesto sin eliminar su sello de esos volantes tan característicos.

Colores, volantes y sonrisas…

Este primer traje tiene tantos detalles que hay que fijarse bien. En primer lugar el juego de las mangas ambas distintas. El hecho de meterle flecos y ese escote tan característico o las pequeñas piedrecitas de colores que lleva la tela en forma de círculo por algunas partes del cuerpo del vestido hacen que sea un traje de lo más original. La abertura delantera subiendo el volante hasta el muslo queda maravillosa.

Os lo digo ya… ninguno de los trajes que me puse pesaba nada. Amparo nos contaba que cada año modifica en algo el patrón de «su» volante pero que siempre tendrá un hueco en sus colecciones o bien en la tienda.

Los complementos que veréis en todas las fotos son de Dublos y los de este traje amarillo a modo de lágrima con piedras de colores sobre base dorada… ¿os digo cómo son? Impresionantes.

Es curioso ver un traje estampado en la colección de la jerezana, pues este año nos trajo este traje que desde que lo vi en el desfile tuve claro que estaría en este especial. No puede gustarme más, soy feliz con este traje, despierta la sonrisa y la alegría , la luz y el color de una mañana de feria, de ese paseo de caballos lleno de alegría y risas, de niñas con algodones de azúcar vestidas a juego de la mamá…

El juego de los colores, el contraste del rosa con esos tonos aguas muy favorecedor y el volumen de los volantes queda precioso. ¡Fijaos qué mangas!

Como casi todos de este primer bloque la diseñadora juega con la posición de los volantes poniendo el talle delantero más alto que el de detrás formando esa «colita» tan bonita… por momentos me parecía llevar una de sus batas de cola (salvando las diferencias, claro está).

Otro de los colores cálidos que propuso la jerezana fue este coral. Por lo general, a los trajes de Amparo no les hace falta nada y éste en concreto, tan sólo con esa rosa en el pecho y las mangas así caídas queda muy elegante para un día o noche de Feria.

Fijaos que yo sólo llevo unos clásicos pendientes de Dublos y no le hace falta nada más al traje y eso que estamos hablando de una tela lisa que en otros casos tan aburrida puede resultar, en cambio aquí, el traje es el protagonista principal de esta obra llena de color.

Como estáis viendo en las fotos, es característica de la firma no usar encajes, tiras bordadas, ondulinas o cualquier otro complemento pero Amparo nos decía  «cualquier día, como soy muy revolucionaria e inquieta, presento una colección radicalmente distinta«.

Pero todo en Amparo no está hecho, es decir, los detalles de su marca no faltarán nunca pero ella es una niña llena de nervio, como una buena bulería que cuando las escuchas te saca esa patadita con alma desgarradora.

Lo que más me gusta de esta colección es cómo juega con esos volantes y sus volúmenes sin dejar de estilizar el cuerpo de la mujer en ningún momento. Los escotes, pues como habéis visto en las fotos hay un poco de todo pero este año toca atreverse con algo distinto al clásico escote en V. Otras innovaciones de la diseñadora ha sido el uso de dos colores muy de moda y que se han teñido hasta dar con el color exacto que quería Amparo que son el coral quisquilla y el jade o turquesa «no sólo son colores de moda sino que además son colores que he buscado personalmente. No trabajo con las telas que me ofrecen los mayoristas sino que planteo mi colección aunque nada tenga que ver con las tendencias que se verán y después busco las telas«. Como puede verse aquí no hay tonos pasteles e incluso en la colección vimos muy poco lunar, si mal no recuerdo, cuatro o cinco trajes.

Para terminar este bloque os dejo este traje en blanco tiene un par de detalles que hay que destacar. Por un lado la tela es un mikado (esa tela que se usa en los trajes de novia) por lo que deciros que era muy ligero no sería nada nuevo.

Por otra parte, para darle un toque más especial, de noche si queréis verlo así, Amparo le ha puesto un broche en el lado derecho justo donde finalizan los volantitos del escote.

Todos los trajes que sacó en blanco lo llevaban de un modo u otro, con lo que estamos viendo algo nuevo en esta colección de 2012.

¿Y las mangas? Dos puros claveles… Algo que me gustaría que vieseis bien es la peina que llevo de Dublos, Lo cierto es que este «tandem» de Amparo y Dublos combinan a la perfección, creo que se conocen tan bien que es como si Alonso hiciese directamente los complementos para la jerezana.

El sentimiento más gitano de Amparo…

Este segundo bloque, como ella nos decía, es «muy Amparo«. Yo no tengo unos gestos o facciones gitanas, soy muy blanquita de piel y mi pelo es lacio y castaño… sin embargo… fue ponerme la falda, la camisa, la chaqueta y que Amparo me colocase el mantón al cuello a modo de pañuelo y esos pendientes increíbles de Dublos y pensar en un «tablao» y unas buenas palmas al compás.

Las telas de los tres trajes que vais a ver a continuación tienen un punto de seda, son comodísimas para bailar y no pierden esa elegancia que da la diseñadora a cada uno de sus trajes «todos mis trajes de flamenca se cuidan al detalle aquí no se hacen trajes en serie y, uno a uno, se va dando un toque personal«.

Fijaos que todos son faldas de talle alto y camisa y ni se nota cuando lo ves, de hecho cuando los vi en el desfile pensé que eran vestidos y al llegar a la tienda me encuentro con que son dos piezas.

Y como complemento sus chaquetas llenas de volantes y muy gitanas…os lo dije cuando vi el desfile y os lo digo ahora, hay muchas opciones distintas a las toreritas.

Ahora los volantes son minúsculos que salen desde prácticamente las caderas o bien canasteros llenos de vuelo, las camisas van llenas de pequeñas chorreras y en las mangas no hay volantes que conformen un clavel. Tres colores son los básicos, ese turquesa que hemos hablado antes, el rojo y el negro, bien sea solos o combinados entre sí.

«Combinaciones imposibles» y que a la vez quedan preciosas si una no se excede. Por ejemplo, el turquesa canastero lleva las enaguas en negras (¡¡qué importante son las enaguas!!) y el detalle de los claveles en rojo «cada clavel lo he hecho yo a mano y se llevan más de un metro de tela«. No me digáis que no quedan elegantes junto con ese escote barco y las mangas tipo globo.

El traje negro es el de la gitana elegante que una noche de feria te canta con la voz ronca y sus claveles en el pelo… Además, es tan elegante que incluso nos comentó Amparo que alguna clienta se la había puesto en una boda.

La camisa estaba llena chorreritas tan pequeñas que cuando las vimos en el taller sólo podíamos pensar en la paciencia que hay que tener para cortarlas y colocarlas… y en las faldas igual ¿cuántos volantes lleva la falda? Además están colocados de un modo muy característico con la subida en los lados en vez de en el centro. Este año incluso puso por primera vez en algún traje el pico trasero con un buen volante.

Otro detalle en el que hay que fijarse es en las mangas largas pero sin dejar de usar el volante en ellas, perfectas para aquellas chicas que os agobian los volantes de las mangas y que no saben que hacer con ellas cuando están en la feria. Es más, os aseguro que yo estaría en la casa del Rocío con este traje.

Y llega la falda roja y el blusón-chal que tantos encantos despertó por Jerez…

Evidentemente aquí estamos en una sesión de fotos pero no me digáis que esa falda con cualquiera de las camisas diseñadas por Amparo Maciá y ese blusón-chal sobrepuesto no es elegante a la par que sensual.

La caída de la tela, las mangas, el estampado mezclando los tonos champán con los rojos y el detalle de la flor es… es… es… ¡¡me quedo sin palabras!!

Nunca se podrá discutir la costura de Amparo y lo perfectamente confeccionados que están los trajes, como diría más de una madre y de una abuela «los trajes primero se miran por el revés«.

Si hay unas palabras que definan el trabajo y la personalidad de Amparo son BELLEZA, no sólo porque cada traje es precioso sino porque una se siente guapa con ellos,  PROFESIONALIDAD en cada detalle, me colocaba las peinas, los pendientes, los volantes, hasta me pintaba los labios (pero no sólo ella, hasta su marido estaba pendiente al máximo) y RAZA en esa parte de la colección de baile y sentimiento.

Desde Entre cirios y volantes no me queda nada más que daros las gracias por ponernos las cosas tan fáciles y dejarnos hacer este especial que, al menos para mí, ha sido todo un placer pues hoy puedo decir eso de «he llevado un Amparo«.

Amparo Maciá… ha sido todo un placer aprender de ti.

Besitos por bulerías!!!

———————————–

Trajes: Amparo Maciá

Fotos: Cayetano Gómez de ¡Ay Maricruz!

Maquillaje: Silvia de My make up 10

Sonia e Isabelle (Sonibel) -Colección 2012-

Y YO TAMBIÉN FUI UNA PRINCESA DE UN CUENTO EN SEVILLA

Y así pasean los trajes de la nueva colección de Sonia e Isabelle llamada «Un cuento en Sevilla» Flamencas de feria llena de lunares y bolillos, volantes grandes, trajes ligeros llenos de color y alegría

El día volvió a comenzar frío e incluso decían que a lo mejor llovia… de hecho hubo quien me dijo «a ti no te sacamos a la calle en toda la Semana Santa que atraes el mal tiempo» Pero… nada que ver!!! Al final el día estuvo lleno de luz aunque con una brisita fría que entraba por los grandes escotes de la espalda y… no veáis.

En esta ocasión el maquillaje corrió a cargo de Silvia quien optó por hacerme un maquillaje más «agresivo» con ojos ahumados y labios en un tono acoralado. Os dejo aquí el video.

[tube]http://www.youtube.com/watch?v=fIp7A-WK13E&feature=youtu.be[/tube]

La flamenca de Silvia, como siempre decimos, dependiendo de las facciones de la chica, es más atrevida, con ojos mucho más marcados y destacando los labios. Yo que siempre tengo la duda sobre el maquillaje con los trajes rojos aproveché para preguntarle «las sombras grises o los ojos ahumados van muy bien siempre que vistamos de rojo«

En cambio, el hecho de las chicas que abusan de los polvos y se ponen excesivamente morenas no son para ella una opción pues «envejecen mucho más» pero no sólo los polvos sino que también me comentó que «los coloretes no deben usarse en tonos tierra para la feria, resaltan mucho más el rostro de la mujer los tonos rosas o melocotón» como siempre decimos, dependiendo de las facciones de cada mujer.

Os dejo también una foto del peinado que me hizo… para todas aquellas que me preguntáis cómo peinaros, aquí tenéis una idea.

Y empecemos con los trajes de Sonia e Isabelle. La colección la presentaron el sábado y tuvo muy buena aceptación por el público que, particularmente a mí, me dijeron que todos los trajes les parecían preciosos y muy ponibles «pura flamenca«.

La telas traídas de la India con sus estampados llenos de flores y los claveles que, sin duda me maravillaron puesto que he visto muchos estampados de claveles que nada tienen que ver y que resultan demasiado complicados. En cambio, éstos, me parecieron dulces y con estilo. Pero no sólo usan telas de la India, sino que también podéis encontrar otras en tiendas especializadas como Reytex que colaboran con ellos. Fijaos que las telas de los trajes no son lisas sino que tienen pequeños bordados o relieves. También tienen lugar para los lunares pequeños que mezclados con los estampados están de moda. Sonia e Isabelle imaginan el traje una vez tienen en sus manos las telas, yo he tenido la oportunidad de verlas trabajar y es pura creatividad al instante.

Los tonos pasteles de la colección contrastan con los trajes negros, azul pavo, verdes o burdeos y, como nos dijeron «se lleve lo que se lleve siempre habrá un traje rojo e nuestra colección«. El uso de los trajes enteros en beige o combinándolo con otros tejidos de distintos colores, son marca de la casa además de los colores de moda.

Apostar por los encajes de bolillos es fundamental para las diseñadoras, pero no solo rematando los volantes sino también adornando el cuerpo. Si os fijáis no usan mantón ni fleco sino que le dan toda la importancia a la silueta de la mujer. En el caso del traje azul nos decían «no sólo hemos estudiado la forma de colocar los bolillos por el cuerpo sino también vimos que usarlos con forma de círculos hacía más delgada» Como veréis aquí está todo pensado.

Otra característica de este traje es que cuatro de sus volantes son encajes puestos en forma de volante lo cual queda precioso.

Muchos de los trajes asemejan a un dos piezas pero siempre son vestidos enterizos, incluso hemos podido ver en el «Espacio camino» de Simof 2012 vestidos de amazona (en vez de falda y camisa).  Un ejemplo de ésto sería el traje celeste. Todo la parte del cuerpo está formada por encajes que las diseñadoras han ido componiendo, la manga queda por encima del hombro para formar un «clavelito» con los volantes de la misma. Los volantes de la falda siempre suelen ser grandes, no creo que tengan menos de 30 cms y, en el caso de este traje, el primero sube hasta, prácticamente, la cadera. Ah! de este traje hay que resaltar también la forma de los encajes…tan distintos a los que acostumbramos a ver que hacen el traje mucho más especial.

 

Siempre me ha llamado la atención la volatilidad de los tejidos y, sin embargo, el rizo de los volantes. Desde luego os aseguro que los trajes no pesan absolutamente nada y la comodidad es fundamental para las diseñaras puesto que entienden que «la feria se está muchas horas, bailando, disfrutando y no pasando modelo» Es más, muchas veces nos dicen «nosotras presentamos trajes de flamenca porque Simof es un salón de moda flamenca»  Es curioso que, siendo trajes que marcan la figura (Sonia siempre quiere que marque más y más, que no haga ni una sola arruguita y que el traje esté perfectamente colocado) siempre estás cómoda, yo daba el paso perfectamente incluso me marqué algún baile en la tienda.

En el caso del traje verde hay que resaltar también los detalles realizados por Sonia e Isabelle con pequeños «círculos o lunares» hechos con las telas del mismo.

Y me tocó hacer de Cuella de Vil, con la cara de mala que yo tengo.

Este año hemos podido ver en su colección vestidos camiseros alguno con cuello mao e incluso hemos visto plisados y ondulinas. Fijaos en este traje rojo, blanco y negro, en lycra y volantes que suben por encima de la rodilla.

Otra característica de este traje es que este año hemos visto poco lunar de galleta y, en este caso, la parte del cuerpo que asemeja a la camisa, lleva este lunar. Además, fijaos en el detalle que tiene el traje tanto delante como detrás, esa florecilla. Pero es que me encanta el detalle de las ondulinas a modo de «cinturón» y el escote… digno de resaltar.

¿No os parece flamenco este traje? No sólo por los colores sino también por esos volantes y lunares y, ahí donde lo veis, ¡¡no pesa nada!!

Pero ¿y la espalda? Todo fue ver el traje negro y darnos cuenta de que Sonia e Isabelle apuestan por trajes con escotes traseros grandes mostrando espalda que le dé ese toque sensual al vestido y, ¿qué mejor que en un traje negro? Nos contó Isabelle «al ver la espalda de la modelo decidí meterle la tijera y hacerle un buen escote»  Desde luego me volvieron loca, no paraban de llevarme vestidos al probador y, además, me tocó probarme algunos de los que estaban haciendo para Simof… ¡¡¡Si es que estas dos niñas me vuelven loca con tanto «probeteo»!!!

 Es cierto que en este traje veis un volante como de manchas que asemejan a los Dálmatas, pero es simplemente por el nombre de la colección, yo tuve la suerte de hacer las fotos antes de que lo presentaran así que estaban preparados para Simof pero ese volante, si no se quiere, las diseñadoras lo quitan.

Con este traje beige me sentí toda una Princesa de Cuento.

Hablando de volantes, sabéis que las corianas usan muchos volantes grandes que suelen poner de un modo asimétrico para que dé a la falda un toque mucho más especial. Decir si son tres volantes o cuatro es directamente imposible como no se tenga el vestido en las manos, por eso os insisto siempre en que no copies los trajes, no merece la pena. Muchas veces las diseñadoras dicen eso de «si con una foto copian el traje tal cual yo contrato a la que lo haga«

En ocasiones, las diseñadoras usan organdil en los volantes para dar volumen a esos tejidos tan livianos aunque lo cierto es que el corte de los volantes y los metros y metros de tela que llevan los trajes mezclado es lo que consigue dar ese juego a las faldas de los trajes de Sonia e Isabelle. 

Y como remate final tenemos este traje bourdeos del que hay que destacar el estampado con esas flores que parecen llevarnos al medio del campo, de hecho, entre unos y otros de los que estábamos allí comentábamos si el traje era más de feria o de romería. ¿Vosotras que creéis? Yo aposté por la feria puesto que al estar entallado no creo que se pueda andar tantas horas y en las condiciones que exige un camino.

No me puede parecer más divertido este traje…

Desde «Entre cirios y volantes» no me queda más que volver a daros las gracias por todo, no sólo por permitirnos hacer este especial sino también por cómo nos tratáis y el cariño que nos dais, naturalidad y sencillez que es lo que le falta a mucha gente.

Sonia e Isabelle…. todo un Cuento en Sevilla….

Besos por bulerías…como no… corianas.

Recordad que ten´´eis otra visión del reportaje en la web de Cayetano Gómez… www.aymaricruz.com

Fotos:

Trajes: Sonia e Isabelle (Sonibel) colección 2012

Cayetano Gómez de ¡¡Ay Maricruz!!

Maquillaje: Silvia de My make up 10

El entorno: La dehesa del Rey (Coria del Río)