Garruchas…

Mira que me habéis preguntado veces… «Claudi, ¿qué son las garruchas?» Ainss… y ¡¡¡ como lo explico yo!!!

Veréis, se trata de un adorno, parecido a las cintas plisadas, de poliéster y algodón que se usa para adornar los volantes de nuestros trajes de flamencas. La diferencia entre las cintas plisadas y las garruchas es que las segundas son un tanto más «tiesas» (como solemos decir).

Las garruchas las podéis poner tanto por encima del volante como por debajo (como si se tratase de una ondulina o piquillo). Generalmente las garruchas abiertas se ponen por encima aunque para dar má cuerpo al volante hay quien la usa por debajo del volante.

Está también la «media garrucha» que no es más que una garrucha más pequeña, la cual, para mi gusto, queda mucho más fina. También las podéis encontrar abiertas o cerradas, esto es, el plisado que lleva está más o menos abierto.

Como podéis ver da una fuerza al volante que quizás es lo que busquéis muchas veces para esas preguntas de cómo encontrar algo que «volée» los volantes. Va genial con el popelín pero también con telas con más caída pero no la pondría nunca con un piqué.

Las podéis encontrar de todos los colores, pero a diferencia de la cinta plisada, al menos yo, no la he visto nunca de lunares. También hay otro modelo de garrucha que lleva un pequño piquillo u ondulina incorporada… y poco más.

Usadla como más os guste!!!!!

Un desfile trianero… El mito de Carmen La Cigarrera

Flamenquis…

Por segunda vez, durante los días de la Velaíta de Santa Ana, se organizó un desfile de moda flamenca en el Puente de Triana.

Este año estaba dedicado a Carmen la Cigarrera, mito sevillano y trianero donde los haya, la mujer que a todos los hombres volvía locos y a la que se le han dedicado canciones, películas, obras, novelas… un poco de todo.

Velá Triana 2010

Vela Triana 2010 Foto Diario de Sevilla

«Triana se adjudicó su vecindario y le puso a sus pies, puente de plata, para que cruzara con garbo, su arrebatadora silueta, reflejándose en el río camino de la calle San Fernando.»

«La sensualidad de sus apretadas carnes de bronce bruñidas por el aceite del sudor, dejaban sus encantos a la plena vista, luciendo vertiginosas curvas de sus hombros, pechos y espaldas, en una paradisiáca exposición reservada sólo a las deidades»

Velá Triana 2010-2

Vela Triana 2010 Foto Diario de Sevilla

«Carmen, sin duda, descollaba, como la más insultante de las bellezas, desafiando la rebeldía de su exuberante cabello azabache, hora punzándolo con horquillas, hora, trenzándolo sobre el pecado de sus hombros, otrora recogiéndoselo en grácil moño para resaltar la esbeltez de su cuello. Cuando Carmen le clavaba la hoja afilada de sus profundos ojos negros a alguna compañera, la furia se desataba como un trueno que anuncia la tormenta y todo el personal se acorralaba expectante para asistir al excitante duelo entre dos cigarreras. No era de extrañar, que Carmen con su innata sensualidad y el poder intrínseco de su artes mágicas, perturbara el espíritu y la mente de los numerosos galanes que la pretendían»

Los trajes que se han presentado este año me han parecido espectaculares, creo que ajustar un traje de flamenca a la fuerza del mito de Carmen La Cigarrera, aunque pueda parecer fácil, no lo es. Se puede confundir la sensualidad con la chabacanería.

Sin embargo, los diseñadores que han participado en el desfile han escogido concienzudamente sus vestidos, los colores que la noche pedía, los complementos y los peinados con las ondas al agua me parecen una extraordinaria elección.

Velá Triana 2010-5

Vela Triana 2010 Foto Diario de Sevilla

Velá Triana 2010-3

Vela Triana 2010 Foto Diario de Sevilla

«En el fragor de las calendas de julio, en estos días próximos a su festividad, el mito de Carmen, pasea por las solitarias calles de Sevilla, musitando las glorias de una mujer de escándalo, que dejaba al pasar un aroma a clavel y puro habano.»

Velá Triana 2010-4

Vela Triana 2010 Foto Diario de Sevilla

 

El modo sevillano de entender un mito, el modo flamenco de hacer realidad una historia contada mil veces pero que nunca existió, la belleza de encerrar en un traje de flamenca la sensualidad de una cigarrera.

Una mirada, un peinado, un volante, un color, un momento, un lugar…

Besitos por bulerías!!!

—————————————————–

Textos en cursiva: Natural de Sevilla.

Fotos Diario de Sevilla.

Abanícame…

Flamenquis!!

Cristo Bañez 2010

Llega la calor y con ello, muchas más ferias de nuestra Comunidad, si bien de entre ellas destacaremos, la feria de Málaga que como muchas sabéis es en el mes de Agosto y, claro, ¡¡¡tenemos un problema!!!

Lo primero y esencial que no se me puede pasar decir es… que no uséis gafas de sol vestidas de flamenca… queda horrible. Una cosa es una romería y otra una feria. Si te vistes de flamenca toca «apechugar», si los hombres no se quitan la chaqueta, nosotras no nos ponemos gafas de sol, ¿os imagináis a una novia con gafas de sol? ¿os imagináis a un torero saltar al ruedo con gafas de sol?… ¿no, verdad? El traje de flamenca no deja de ser un traje regional más como puede ser el de chulapa, sólo que nosotros que somos tan… uff.. cómo decirlo… como nos gusta tanto la moda hemos llegado a crear todo un mundo al rededor del traje de flamenca hasta llegar a hacerlo nuestra pasión y nuestra vida.

Para estas feria o tiramos de estilo como hizo Cristo Báñez en su última colección donde nos presentaba hasta modelos «veraniegos» del traje de flamenca como éstos (los cuales me parecen ideales, un estilazo impresionante que no cualquier modista te saca con una fotillo que le lleves para que te lo haga igual, esto es otra cosa) :

O nos toca tirar de imaginación en cuanto a las mangas, telas o complementos, chaquetillas para la noche o abanicos y, en cuanto a éstos últimos, hay tanto donde elegir que los abanicos de propaganda o de dos euros de los chinos se quedan ya muy atrás… No olvidéis que si os gastáis un dineral en complementos (pendientes, peinas…) el abanico es otro más y, por tanto, podemos encontrar todo un mundo lleno de color y originalidad como en éstos de Concha Barral.

cocha barral concha barral 2

La otra opción, como hemos comentado ya, tirar de telas como gasas o muselinas, crepés… o bien de mangas, sencillamente «divinas» o de tirantas, pero con estilo… que a veces, el «mundo de la tiranta» es un reto para muchas.

No se trata de llevar un traje maravilloso, lleno de volantes, de una tela preciosa con pendientes originales, una flor espléndida y ahora estropearlo con un mal abanico o unas tirantas que nos aprienten o que no le peguen nada al traje, sencillamente porque «estamos en agosto y no quiero pasar calor».


No desmerezcáis vuestro traje, ¡¡¡no olvidéis que sois flamencas!!!

Besitos por bulerías!!