Y fue Martes Santo en Sevilla

Y el sol salió. Y yo lloré.

Mientras la Hermandad del Cerro salía triunfal por las calles de su barrio, mientras el palio de San Esteban burlaba un año más la puerta ojival de su capilla con esos dientes que quieren dar año tras año en el palio y gracias a los costaleros no lo consiguen, mientras todo se iba preparando en mi hermandad, La Candelaria, yo lloré.

Porque este año no hubo túnica para mí, ni preparé la de otros, ni hice los taquitos con las estampitas, ni repartí medallitas, ni caminé por las calles camino de la casa Hermandad mientras los turistas nos hacían fotos, ni busqué el mejor sitio en la salida, ni vi las petaladas, ni los Jardines de Murillo. Pero como bien me dijeron, Ella no tiene la culpa. Y agarré todo el valor y coraje que se puede tener en el corazón y me fui a verla a la Alfalfa. Y lloré.

Si me tengo que quedar con varios momentos de ayer, sin duda la mayoría serían de mi hermandad pero también hubo más Martes Santo.

La Virgen del Cerro entrando en Tetuán, maravillosa. Los Javieres, con su sobriedad en ese espléndido Crucificado y tras el Gracia y Amparo, sencilla como las haya.

San Esteban fue la «decepción«. Todos esperaban más en la Cuesta del Rosario y… nada. No sé que pasó, la gente allí congregada, que había muchísima, lo comentaban. Yo como era la primera vez que la veía allí no puedo hacer comparaciones con otros años pero es verdad que se paro en medio de la cuesta y casi la hizo a paso de tambor. El palio, que yo ya lo había visto en El Salvador, sonaba maravillosamente a los sones de Caridad del Guadalquivir. Sin duda alguna las bellotas nuevas y el alargar las bambalinas ha sido todo un acierto.

De San Benito me quedo con La Encarnación que pasó maravillosa por la cuesta del Rosario. Sin duda el costero a costero del Pilatos fue increíble, y los «chorreones» de sangre del Cristo de la Sangre de la misma hermanadad con su pequeño paso, también, pero no sé que tuvo la Virgen que me embaucó.

Una imagen del día, no la puedo describir, fue algo que descubrí del paso del Cristo de la Salud de la Candelaria, sencillamaente increíble. Unas flores, las de la Virgen del Cerro. Una salida, la del palio de San Esteban.

Lo más lindo, los pequeñísimos monaguillos de las distintas hermandades. Una marcha, Encarnación Coronada a La Candelaria en la Alfalfa donde toda la plaza cantó. Increíble.

Un olor, a incienso, por supuesto. Un color el verde Candelaria. Una entrada, la de Santa Cruz. Un manto, Angustia de los Estudiantes. Un cambio, la ropa de las imagenes secundarias de San Esteban.

Me quedé dormida, escuchando en El Llamador como entraba La Candelaria, y la última imagen que tuve del Martes Santo fue Ella, camino de los Jardines. No sé si allí la habéis visto alguna vez pero es increíble. En mi cama, también lloré.

5 comentarios

  1. Isaura   •  

    El martes santo, cuando yo rondaba por Sevilla siempre ivamos a la Alfalfa, veiamos pasar a muchas que me gustan, entre ellas San Esteban (su virgen, la de los desamparados, me traía muchos recuerdos de mi tierra, Valencia) y seguidamente San Benito (mi chico, aunque no es hermano de la hermandad, muere) con la presentación al pueblo, que hay que ver como lo lucen en la cuesta del rosario y por la calle aguilas … pa que decir mas?
    La Candelaria tmb le veíamos (un amigo mio es hermano)y por los jardines…. no se puede explicar con palabras!
    esta noche la madrugá… disfrutadla por mi, porfi!

      • Isaura   •  

        pues anda que no me gustaria…. una vez tuve la suerte de ver la madruga en Campana…y que quieres que te diga?? mi primera madruga y de qué manera!!
        al recordarlo… los pelos como escarpias!

  2. carmen   •  

    Uf, estoy en mi casa y me has hecho viajar a Sevilla en un momento.Veo que eres una gran seguidora de tu Semana Santa. No me extraña yo la he vivido varias veces con mucha emocion, pero no con tanta intensidad, cuando vas de turista veo que una se pierde muchas cosas.Gracias por tus comentarios y te invito a que conozcas la Semana Santa de mi ciudad, Valladolid , que aunque bien distinta a la de Sevilla tambien esta cargada de sentimientos, emocion y silencio. Un beso guapa y que sigas disfrutando.

  3. rosi   •  

    YO SOLO TE PUEDO DECIR QUE LEYENDO LO QUE ESCRIBES PARACE QUE ESTAMOS ALLI.SOLAMENTE CON LA PASION QUE LO CUENTAS SE ME PONEN LOS PELOS DE PUNTA.YO HACE UNOS CUANTOS AÑOS AÑOS TAMBIEN LO VIVI PERO CLARO TODOS ESOS DETALLES PARA VOSOTROS SON MUY LLAMATIVOS Y PARA LOS QUE LOS VEMOS DESDE FUERA MUCHOS PASAN DESAPERCIVIDOS.ME ALEGRO MUCHISIMO DE QUE LO ESTES PASANDO BIEN Y CARGUES LAS PILAS QUE AHORA TE BIENE MUCHO TRABAJITO EH?BUENO UN BESITO GUAPA Y DISFRUTA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.