¡Tiene flecos la cosa!

Lo malo de mirar fotos del pasado (o lo bueno, según se mire) es que a esta flamenca que os habla se le ocurren mil cosas y vuelve a recordar trajes de flamenca que tenía olvidados. De ahí que me esté planteando hacer introducciones recopilatorias de trajes del “pasado” antes de hablar de “tendencias

Diseño: Atelier Rima. Simof 2016. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com
Diseño: Vicky Martín Berrocal. Simof 2016. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Si los flecos pudiesen hablar, escribirían su propia biografía flamenca. Creo que no existe posición en el traje de flamenca donde no se haya puesto desde tiempos inmemorables. 

Diseños: Juana Martín. Simof 2010. Foto: Diario de Sevilla
Antonio Gutiérrez. Simof 2016. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

En los escotes, en las mangas, degradados, cortos, largos, entre los volantes, por el cuerpo, en forma de mangas, en fajines, hombreras etc. Un mar de flecos ha llenado de siempre las pasarelas de moda flamenca y, en consecuencia, la Feria de abril.

Los flecos aportan mucho movimiento al traje de flamenca (hoy en día son el juego ideal para los vídeos y boomerans de instagram dando vueltecitas). ¡Venga va! ¡Reconócelo! todas hemos dado vueltas y más vueltas con un vestido de flecos, nos atrae verlos en movimiento y no hemos podido resistirnos. ¡Yo la primera!

Diseño: Cristina García. Simof 2016. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com
Diseño: Juan Boleco. We Love Flamenco 2017. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

En Simof 2011 pudimos ver cómo Cristo Bánez les dio gran protagonismo en su colección ‘Mía’ 

Diseños: Cristo Báñez. Simof 2011. Foto: Diario de Sevilla.

Pueden ser divertidos y joviales o resultar elegantes y sobrios. Los hemos visto en escotes, en forma de mangas, hombreras, entre los volantes o repartidos por el cuerpo. Largos, cortos, con o sin enrejado.  Creo que no hay posición dónde no se hayan colocado.

Todo un clásico siempre será  dibujando y contorneando el escote de flamenca, más aún, si el vestido tiene un escote de espalda vertiginoso.

Diseño: Loli Vera. Simof 2017. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Pero también se han ido repartiendo por el resto del cuerpo para dar forma a la silueta de la mujer, crear volantes a base de flecos o bien para adornar el vestido alejándonos de aplicaciones de flores o encajes.

Diseño: Cristina García. Simof 2016. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com
Diseño: José Galvañ. Simof 2018. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Hay quien dice que “sin flecos no hay traje de flamenca” pues aquí tenéis formas diferentes de utilizarlos. Los flecos en un traje de flamenca deben aportar algo al diseño

Diseño: Andrew Pocrid. Simof 2018. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Si serán o no tendencia para 2019 lo veremos en breve pero lo que está claro es que ahora mismo están de moda. También son un uso recurrente en diseños aflamencados sin llegar a ser de flamenca al uso y que quedan realmente bonitos.

Diseño: Ernesto Sillero. Simof 2018 Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Ponerlos por poner no tiene mucho sentido, sólo nos estorbarán a la hora de lavar el traje de flamenca. Y para éso, mejor lo dejamos en el mantón.

Desfile Arte y Compás. Simof 2017. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

¿Y a ti? ¿Te gustan los trajes de flamenca con flecos o los dejas mejor para el mantón?

Besitos por bulerías!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.