Romería de Valme (II)

Preparando el camino:

El camino cada cual lo hace ha su gusto, incluso hay quien lo que hace es irse a ver pasar la romería por el camino y así pasar un día de campo.

Tenemos varias opciones para hacer nuestro camino:

1.- En carreta: Son preciosas y están adornadas por flores de papel que las mujeres comienzan a hacer por el mes de agosto, como mínimo. Van tiradas por dos bueyes y suelen ir unas veinte carretas de media. Las carretas entran en concurso por lo que se premian varias de ellas al final del día, cuando la Virgen llega de nuevo a su Iglesia. No cualquiera puede agrupar a gente suficiente para tener una carreta y sacarla ese día pues supone un gran gasto, no sólo por el coste de la misma y de los adornos sino también porque has de incluir la comida y bebida para tal cantidad de gente. Todos los años el dibujo que se hace con las flores de papel cambia por lo que todos los años hay nuevos gastos.

2.- En galera: La galera es parecida a la carreta sólo que es más larga, por lo general, van menos adornadas, las ruedas no son de madera, agrupa a mucha más gente y, no sé por qué, siempre que las ves hay por algún lado una pata de jamón. Las galeras van detrás de las carretas que siguen a la Virgen y también suele haber unas quince, más o menos, lo que pasa es que aquí el número varía mucho más.

3.- Andando.- mochila al hombro y a caminar o bien andas al ladito de la Virgen y cuando llegas al Cortijo de Cuarto tienes a tus amigos o familiares esperándote con todo montado.

4.- A caballo o en coche de caballo: Los caballistas sí van delante de la Virgen abriendo el paso pero los coches de caballo ya no porque formaban un tremendo lío y, al final, la Virgen llegaba muy tarde al Cortijo de Cuarto, así que ahora van detrás.

Haciendo el camino:

Copita por aquí y copita por allá, que no falte un buen rebujito y las sardinitas a medio camino. Los montaditos, las mediaslunas, jamoncito y quesito… todo el mundo suele invitar a los amigos. Ese día el traje de flamenca…más vale que no sea demasiado estrecho o, al menos que sea elástico.

La Virgen sale a eso de las 8.00 de la mañana y a mí particularmente me encanta cuando sale aún de noche por no haberse cambiado aún la hora. Llega (o debe llegar) a eso de las 13.30 a Cuarto para volver a salir de allí sobre las 18 o 18.30.

La salida es impresionante, todo el pueblo se vuelca con la Virgen, algunas calles están adornadas y el coro va delante cantándole sevillanas. Vamos, cantan los pobres lo que pueden porque es impresionante la cantidad de gente que hay, el que lleva la guitarra, no sé ni como logra tocarla. Os reto a buscar a la Virgen en la foto de abajo a la derecha, porque os prometo que está ahí.

Yo soy de las que, gustándole mucho el camino de ida al cortijo por lo alegre que es, le gusta muchísimo más el camino de vuelta con ese atardecer a la espalda y esos rezos durante el camino. Imaginaos una carretera de noche sólo alumbrada por las fogatas que algunos encienden y por las pequeñas bombillas de las carretas. Es precioso.

No puedo evitar que me guste tanto ese día, ya hoy he visto que estaban arreglando varias calles por las que pasa la romería, por lo que supongo que ya comenzarán a limpiar el camino de rastrojos y demás hierbas secas. La gente se suele ir la semana antes a coger sitio…»¡¡si es que son de un exagerao!!»

Como tengas la reunión adecuada te lo pasas genial, es como un Rocío que sólo dura un día… ¡¡¡yo quiero más!!!

¿Os venís conmigo?

2 comentarios

  1. Fale   •  

    Yo se de uno que no va a ir…

    • Claudia   •  

      Pues yo sé de una que no va a faltar ese día….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.