Romería de Valme 2019

-Amiga, esta eres tú.

Con esa frase y una foto me escribía mi amiga Pilar que, por primera vez, iba a conocer a la Virgen de Valme en el día de su romería, aunque fuese un ratito, tenerla allí junto a su marido y mi sobri postizo, me hizo mucha ilusión.

Valme es mi niñez, es mi pueblo, el de las flores de papel rizadas, el del camino junto a Ella, el de los nardos, el de la más pequeñita a quien gritan «Guapa«, el de mis recuerdos, el de las fotos en blanco y negro de mi madre a caballo, el de los alfileres en mi medalla. Por cada beso un alfiler.

Carreta de la Virgen de Valme. Romería 2019. Foto: Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Caminando junto a la Virgen comentaba con mi amigo Vicente, «el día que se nos encontramos y unimos a este grupo de amigos venidos de diferentes pueblos ¡qué cosa más grande hicimos!» Y es que ha sido un Valme de esos, esplendorosos, de principio a fin.

Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com con diseño de Gil Ortiz, complementos de Lina y mantón de Foronda.

A eso de las cinco de la mañana ya no pude dormir más. «Javi, ¿han sonado los cohetes?» Me levanto y preparo un café. Todo en mi habitación está preparado entre fotos antiguas y muñecos de peluche.

El sabor a camino de Gil Ortiz para el Valme de este año. Los complementos de Lina y el mantón de Foronda. Todo al rojo. Sólo los lunares que motean este dos piezas colorean de blanco el diseño.

Diseño Gil Ortiz. Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com
Complementos Lina. Mantón Foronda. Claudia Alfaro entreciriosyvolantes.com

Aún es de noche cuando la Virgen de Valme comienza su caminar hacia la Ermita del Cortijo de Cuarto. Suenan pasodobles. El Coro de la Hermandad canta. Los caballistas abren el paso a la multitud de gente que quiere acompañarla. Con unas cosas y otras, perdemos a la reunión y, menos mal que amigos te acogen en Cuarto y hacen tuyo todo lo suyo. Gracias, gracias y gracias.

Amigos. Sin más. Romería de Valme 2019

El anís con mi Albaida, el pandero de mi Lepero preferido que suena sin parar mientras mi VerdeEsperanza entona aquella sevillana que le escribió a la Virgen de Valme aquel su primer año haciendo el camino. Dos nazarenos bailando al son de los palillos con sabor a la Puebla mientras las manos que han bordado la toca que estrenaba la Virgen junto a Asuncionistas aférrimos y niños guapos de Lucena cantan al Rocío de la Macarena. Que no falten los «ferreros de tiesos» de la González Serna que ya los tomamos con la Flor de Utrera, o el vinito dulce de una prima que me regala Utrera mientras la impecable sonrisa de Coria que hace temblar a Huelva y nuestro Pedrito que se estrena y nos saca fotones a todas. Y es que hasta el cochero «a la vuelta es Paquito» y la que no pudo venir, aparece un ratillo.

Amigos. Sin más. Romería de Valme 2019

¡Que gran Valme! Un día que te deja siempre con ganas de más. Un año, tan sólo un año queda para volver a disfrutar de un nuevo Tercer Domingo de Octubre.

Besos por bulerías!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.