Diseñando nuestro traje de flamenca

aurora gaviño

Aurora Gaviño, Simof 2009

Cuando vas a hacerte un traje de flamenca, ¿en qué es lo primero que piensas? Muchas chicas buscan trajes de grandes diseñadores de la moda flamenca sevillana pero a veces se hacen trajes que para nada van con su estilo, con colores que no les pegan o con diseños demasiado complejos para telas que después no harán que el traje quede como tenían pensado. Por ejemplo, no es lo mismo hacerte un traje de gasa que has visto de Lina con popelín o un perforado…el traje nunca quedará igual o hay quien se hace trajes con numerosos volantes todos con organdil para que el volante quede “tieso” y después no se ponen complementos que les peguen, usan zapatillas de esparto corrientes o simplemente son incapaces de moverse con él pues no pueden bailar, el traje es muy estrecho, da calor…

Hay que tener claro el traje que vas a hacerte y para que lo vas a usar, así, si eres una chica que va a bailar mucho y que los trajes de flamenca le dan mucha calor, lo que, a mi entender, deberías hacerte es un tipo canastero con, como máximo, media manga (por encima del codo y a partir de ahí los volantes) de este modo tendrás flexibilidad para mover los brazos y el hecho de que el traje no quede entubado te ayudará a estar más cómoda, de hecho, últimamente se lleva el corte sirena en los trajes de flamenca ajustando el vestido hasta un poco más arriba de las rodillas (con esto consigues marcar tu figura ) y abriendo el vuelo de la falda en el resto.

Otra cosa que debes plantearte es el tipo de tela y la caída que éstas tienen. Está claro que con lo que nunca fallarás es con el popelín, piqué y cualquier otro tipo de tela similar. En el caso de las gasas ten en cuenta que ajustarte mucho el traje puede suponer que las costuras se abran y la tela se rompa y que los volantes no tendrán cuerpo, eso sí, será el traje más cómodo del mundo y además, si lo haces en tonos oscuros o lo conjuntas con buenos complementos puede ser el ideal para la noche. Está de moda usar el raso, aunque, en mi modesta opinión, para usar estás telas debes tener un muy buen cuerpo pues es una tela que marca y señala mucho más los defectos. Eso sí, si decides hacer el traje de raso intenta después no comprarte complementos de plástico que estropeen la calidad del mismo, pues son trajes que se hacen más para la noche.

Por último, recuerda que no todos los colores pueden quedarte bien, piensa en que color te favorece y ten en cuenta que después habrás de maquillarte (otro día hablaremos de esto) y los tonos que has de usar. Igualmente, piensa en los complementos que vas a usar y nunca vayas a comprar directamente una tela que tengas metida en la cabeza, da muchas vueltas, pues no a todas las telas les queda bien el traje que tienes en mente. Cada tela tiene su traje.

Recuerda siempre que el traje debe definirte a ti, eres tú quien lo va a usar y no la modelo que ves en la foto y no copies trajes de diseñadores que para nada tienen que ver contigo. El traje debe quedarte bien a ti…no lo olvides nunca!!!!

Bichea por el resto del blog, seguro que encuentras otras entradas que te interesen!!

Patrón básico de un volante

De esta pieza debes cortar tantas como necesitaes por volante, aproximadamente 8 o 9 por cada uno de ellos. El largo (en el ej. 22 cm) puede variar según el volante (por ej. el primer volante puede tener 15 cm, el segundo 18 y el tercero 20). Lo normal es doblar la tela varias veces para cortar varias piezas a la vez y no una a una. Cuando cortes las piezas de un volante, únelas con un alfiler e indica que volante es (1º,2º o 3º) de este modo sabrás siempre a cual pertenece.

Por otra parte un consejo muy útil es doblar el patrón, al menos, por la mitad, de esta forma te será más sencillo cortarlo pero para ello ten en cuenta que también deberás doblar la tela para que una vez cortado la rueda te salga entera.

Como unir los volantes y no morir en el intento…

Para unir los volantes sólo hay que seguir unos pasos muy sencillos:

Una vez cortadas las piezas, la unión de cada una de ellas puede hacerse de dos formas:

1. Cosiendo ambas en una misma costura y remallando el filo después, es lo más utilizado y rápido
2. o bien puedes utilizar el antiguo “cosido y vuelto“. Esto te llevará más tiempo pero también es verdad que no se te verán las uniones por debajo del volante, aunque lo más común es la forma anterior puesto que en ocasiones hay muchas piezas que unir!!!

Eso sí, no hay que olvidar nunca planchar las uniones (aconsejo que, además, le déis con vapor para que queden mejor) una vez están todas, pues al montar el adorno que lleve el traje os podéis encontrar con arrugas o bien que el adorno en sí, por ejemplo los madroños, puedan sufrir demasiado con la plancha.

Un vez tienes todas las piezas de cada volante unidas (todos los “círculos” o “circunferencias“) formando ya el volante en sí, tienes dos opciones:
1. puedes sobrehilar o remallar la parte superior del volante, la parte que irá unida al cuerpo o falda y unirlo a ella con una simple costura como se ve en la imagen.
2. puedes comprar cinta de cebolla o similar y ponérsela, de este modo evitas que se deshilache el filo y, además, si unes varios volantes en una misma costura, como en los casos de volantes dobles a la misma altura, con la cinta haces que el volante quede más sujeto aunque también puedes remallarlo y no tendrás problemas.

Lo que hay que tratar de hacer es que, cuando se baile o se levanten los volantes, quede del modo más curioso posible, pues tratar de evitar que no se vea ninguna costura es muy complicado, ya que, salvo que el volante vaya de capote o te entretengas con el “cosido y vuelto” no habrá otra forma para que dejen de verse.

Tened en cuenta que cuando el volante se vea del derecho las costuras no se verán.

Saludos!!