Empezando a caminar…

Esto no deja de ser una diversión, un pequeño diario en el que insertar pensamientos y opiniones variadas. No voy a tratar de convencer a nadie de nada porque no soy nadie para ello.

Vivo con mucha ilusión todo lo referente a Sevilla, se podría decir que soy una enamorada de Sevilla a la que añoro cuando estoy lejos y a la que, cuando lo creo conveniente, critico. No todo han de ser siempre palabras buenas así es imposible mejorar.

Especialmente vivo con gran intensidad “Las Fiestas de Primavera”, sin duda alguna la Semana Santa y la Feria me vuelven loca, aunque he de reconocer que más que la feria lo que me mueve es el diseño de moda flamenca pues a ello me dedico en mis ratos libres y quien sabe si también podré hacerlo el día de mañana.

En fin, espero que os guste y que me ayudéis con vuestras opiniones y si necesitásis consejo sobre moda flamenca no lo dudéis y escribirmeque yo poco a poco iré insertando fotos de mis diseños y de los trajes que he confeccionado.

Bueno qué, ¿empezamos?

Diseñando nuestro traje de flamenca

aurora gaviño

Aurora Gaviño, Simof 2009

Cuando vas a hacerte un traje de flamenca, ¿en qué es lo primero que piensas? Muchas chicas buscan trajes de grandes diseñadores de la moda flamenca sevillana pero a veces se hacen trajes que para nada van con su estilo, con colores que no les pegan o con diseños demasiado complejos para telas que después no harán que el traje quede como tenían pensado. Por ejemplo, no es lo mismo hacerte un traje de gasa que has visto de Lina con popelín o un perforado…el traje nunca quedará igual o hay quien se hace trajes con numerosos volantes todos con organdil para que el volante quede “tieso” y después no se ponen complementos que les peguen, usan zapatillas de esparto corrientes o simplemente son incapaces de moverse con él pues no pueden bailar, el traje es muy estrecho, da calor…

Hay que tener claro el traje que vas a hacerte y para que lo vas a usar, así, si eres una chica que va a bailar mucho y que los trajes de flamenca le dan mucha calor, lo que, a mi entender, deberías hacerte es un tipo canastero con, como máximo, media manga (por encima del codo y a partir de ahí los volantes) de este modo tendrás flexibilidad para mover los brazos y el hecho de que el traje no quede entubado te ayudará a estar más cómoda, de hecho, últimamente se lleva el corte sirena en los trajes de flamenca ajustando el vestido hasta un poco más arriba de las rodillas (con esto consigues marcar tu figura ) y abriendo el vuelo de la falda en el resto.

Otra cosa que debes plantearte es el tipo de tela y la caída que éstas tienen. Está claro que con lo que nunca fallarás es con el popelín, piqué y cualquier otro tipo de tela similar. En el caso de las gasas ten en cuenta que ajustarte mucho el traje puede suponer que las costuras se abran y la tela se rompa y que los volantes no tendrán cuerpo, eso sí, será el traje más cómodo del mundo y además, si lo haces en tonos oscuros o lo conjuntas con buenos complementos puede ser el ideal para la noche. Está de moda usar el raso, aunque, en mi modesta opinión, para usar estás telas debes tener un muy buen cuerpo pues es una tela que marca y señala mucho más los defectos. Eso sí, si decides hacer el traje de raso intenta después no comprarte complementos de plástico que estropeen la calidad del mismo, pues son trajes que se hacen más para la noche.

Por último, recuerda que no todos los colores pueden quedarte bien, piensa en que color te favorece y ten en cuenta que después habrás de maquillarte (otro día hablaremos de esto) y los tonos que has de usar. Igualmente, piensa en los complementos que vas a usar y nunca vayas a comprar directamente una tela que tengas metida en la cabeza, da muchas vueltas, pues no a todas las telas les queda bien el traje que tienes en mente. Cada tela tiene su traje.

Recuerda siempre que el traje debe definirte a ti, eres tú quien lo va a usar y no la modelo que ves en la foto y no copies trajes de diseñadores que para nada tienen que ver contigo. El traje debe quedarte bien a ti…no lo olvides nunca!!!!

Bichea por el resto del blog, seguro que encuentras otras entradas que te interesen!!

Patrón básico de un volante

De esta pieza debes cortar tantas como necesitaes por volante, aproximadamente 8 o 9 por cada uno de ellos. El largo (en el ej. 22 cm) puede variar según el volante (por ej. el primer volante puede tener 15 cm, el segundo 18 y el tercero 20). Lo normal es doblar la tela varias veces para cortar varias piezas a la vez y no una a una. Cuando cortes las piezas de un volante, únelas con un alfiler e indica que volante es (1º,2º o 3º) de este modo sabrás siempre a cual pertenece.

Por otra parte un consejo muy útil es doblar el patrón, al menos, por la mitad, de esta forma te será más sencillo cortarlo pero para ello ten en cuenta que también deberás doblar la tela para que una vez cortado la rueda te salga entera.