Los colores del verano ¿también para las flamencas?…

Flamenquis…

Viendo que en verano siempre usamos colores mucho más atrevidos que nos dejen lucir nuestro “morenazo”  me he puesto a pensar… ¿pegan estos nuevos colores para las flamencas que se hacen trajes para ferias veraniegas como, por ejemplo, la feria de Málaga? ¿estas flamencas deben guiarse por lo visto en la temporada más primaveral? ¿usamos los mismos colores? ¿sí? ¿no? Dios…!!!

Bueno he aquí mi opinión…

Si nos guiamos por los colores que más se han llevado esta temporada (entendiendo por tal la que va desde enero o febrero cuando se presentan en Simof los trajes de las nuevas colecciones o las tiendas reciben los tejidos de la temporada hasta después del Rocío) una flamenca que quiera hacerse su traje ahora para ferias como Cádiz, Huelva, Palma del Río, Utrera… tendría que vestirse en tonos pasteles o, mejor dicho, tonos empolvados. Mmm…vale, ahora es cuando me sale la vena crítica y digo eso de ¡¡qué aburrido!!

El verano es color y si bien no vamos a ponernos un traje de flamenca en cualquiera de los colores flúor tan de moda ahora (no creo que ninguna quiera parecer un Post-It por el Real de la feria, además un traje en estos colores no es una camiseta de Zara de 9,99 euros… tened siempre esto muy presente) estos colores están cargados de vida, de alegría o, como dirían algunos, “de buen rollo“. Colores llamativos (exageradamente llamativos, diría yo) que a pequeñas dosis resulta ideal y es por eso que me planteo otra cuestión. Si bien no me veréis en la vida con un traje verde o amarillo flúor… ¿pegaría a determinados trajes de flamenca otros complementos con estos colores? No hablamos aquí de un traje clásico de flamenca sino de laguno más arriesgado. Claro eso implica también ser capaz de atreverse con casi cualquier traje.

¿Por qué no? Un detalle es un detalle, no se trata de abusar y ahora ponernos absolutamente todos los complementos en estos tonos… Pero mejor lo vemos con un ejemplo.

Imaginad que este traje que os pongo va sin la ondulina amarilla ni los volantes amarillos ¿no le podríamos meter el zapato en amarillo flúor por ejemplo? O rosa o el que sea que le combine.

Lo que os quiero decir con esto es que siempre que guardemos las señas de identidad del traje de flamenca podemos hacer muchas cosas y combinarlos de muchos modos.

Los  pequeños toques generan elegancia si abusamos… ¡¡ordinariez!!

Eso sí, mucho cuidado con rebasar la frontera y conventir vuestro traje de flamenca en uno “cani o superchoni“…. No se trata de hacer el ridículo sino de adaptar con elegancia unos colores con otros.

Y ya que estamos os os cuento algo… acostumbraros a ver estos colores en los trajes de flamenca porque, si bien no tan llamativos como los flúor, me han “chivado” que el año que viene veremos mucho cítrico… Vamos, que pasaremos de ser pastelitos como este año a una bella limonada…

Como lo veis vosotras… ¿clásicas o atrevidas?  ¿Combinaríais un look de flamenca de noche, por ejemplo en negro, con algunos detalles como bolso o zapatos en flúor o preferís no arriesgaros?

Besitos por bulerías!!!

Escotes y mangas ¿con cuál te atreverías?

Flamenquis!!

Es verdad que estos días ando un poco desconectada pero para nada es por vacaciones, ni mucho menos estoy relajada por nada.

Mañana puede ser uno de los días más importantes de mi vida y estoy de los nervios (por cierto, gracias a todos aquellos que me dan un empujón diario) tanto que mi mente no para… Pero al lío!!

Ahora necesito relajarme un ratillo y que mejor que hacerlo escribiendo un post… esta vez vamos a echarle un vistazo a los escotes y mangas pero con vistas a estas fechas en las que aprieta la calor y olvidando las mangas largas llenas de volantes.

Una de las opciones que más vemos sobre las pasarelas ( y yo este año llevé uno del estilo de Margarita Freire en Feria de Dos Hnas.) son los escotes asimétricos con una sola tiranta y con algun detalle, bien en el hombro con aplicaciones, lazos o flecos o bien con volantitos, tiras bordadas que lo adornan.

Otra opción fielmente representada por las flamencas en distintas ferias y, sobretodo, romerías es llevar mangas cortas, ya sean en camisas o en los trajes de flamenca. Unas veces estas manguitas son pequeños farolitos y otras veces  un simple detalle que haga las veces  de manga.

 

Una tercera forma de lucir un escote cómodo y distinto es utilizar uno que vaya cogido al cuello dejando los hombro totalmente a la vista y sin mangas aunque mi pequeño consejo es que, en ese caso, no adquiráis un traje demasiado pesado, al menos a mí me da la sensación que si el traje pesa mucho y lo llevamos cogido al cuello al final lo vamos a notar, si pasa en muchas ocasiones cuando llevamos mangas que se nos clavan en los hombros ¿quien dice que así no os puede pasar?

También es muy común cuando se usa este tipo de escote es ponerlo con una V bien abierta y ponerle un falso cuello incluso los he visto con botonadura asemejando un chalequillo  o la típica chaquetita vaquera… bueno, a mí, por lo general, no me gustan. Para ser más clara, no me gustan las catetadas que se hacen algunas con tal de lucir mega escotazo y una espalda increíble… hay que distinguir entre “sexualidad” y “sensualidad”.

Si sois de las más atrevidas… ¿por qué no usáis un escote corazón? eso sí, cuidado, no todo el mundo sabe hacer estos escotes así que os recomiendo encarecidamente que para arriesgaros con un traje de flamenca os pongáis en manos de cualquier diseñador de moda flamenca. ¿Para qué flamencas es ideal? para las que más pecho tengan.

Podéis usarlo sin mangas o combinandolo con ellas como podéis ver en estas dos fotos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y… si ya podéis con todo tirad de imaginación aunque, sinceramente, yo no me atrevería a lucirlos por ninguna feria, quizás peco de clásica pero no deja de ser mi opinión.

Un escote puede ser atrevido sin perder la belleza y sensualidad que exige un traje de flamenca pero ¡¡cuidado!! no vayáis a pasaros a las horteridades que no tienen ni pies ni cabeza en moda flamenca… esas cosas, dejadlas para las camisetas del Bershka, Pinkie o de donde sea…

¡¡¡Esto es moda flamenca!!!

Besitos por bulerías!!!

Carta abierta a mi flamenca…

Flamenca… sí, tú, mi flamenca por defecto…

Han sido muchas las ocasiones que has estado a mi lado, muchas las veces que nos hemos “vestido” de flamenca para bailar bulerías cuando queríamos gritar de rabia, para bailar soleares cuando lloraba desconsolada, para bailar alegrías cuando intentábamos reír o para bailar sevillanas cuando lo conseguíamos.

Diseño de Curro Durán Simof 2012

Ahora todo está tan loco que no tengo tiempo ni de agradecer cada uno de esos momentos, no tengo ni tiempo para “planchar” el traje o simplemente elegir cuál voy a ponerme.

Diseños de Cristo Bañez. Simof 2012

Un día quisiera ponerme un traje rojo y otro uno negro, un día llevaría madroños y otro día plisados, un día mis mangas serían largas, llenas de volantes cual clavelito y otro serían unas sencillas tirantas.

Con mantón cuando se relían los flecos de mis sentimientos y emociones que en estos días vivo desde que me levanto hasta que me acuesto (y otra vez a empezar) y no por ello hablo de tristezas que por suerte también me están pasando cosas muy buenas. Sin mantón cuando me descubro sin apariencias, lo doy todo sin pedir nada y daría aún más si pudiera.

Tú, flamenca mía, tú que ni siquera sabes que a ti van estas humildes palabras, que con cada palabra me has hecho sentir bien, que me has arropado en cada una de tus miradas… tú, que ahora no bailas al compás de unas palmas, tú que ahora decides esconderte tras el telón que da lugar al “tablao” de la vida, tú debes saber que yo no voy a esconderme, voy a seguir bailando y zapateando con rabia o dulzura cada uno de mis sentimientos esperando a que un día entiendas que las actuaciones, por duras que parezcan, concluyen cuando se baja el telón.

 

Flamenca te daré las gracias siempre que bailes conmigo y “seguiré aquí, con los brazos abiertos para ti” y “respetaré tu camino aunque me duela no seguirlo”  si un día decides dejar de ser mi flamenca.

Diseños de Sonia e Isabelle (Sonibel) Simof 2012

Flamenca, tú que me lees desde hace tiempo, tú que me escribes mil y un comentarios, tú que, por defecto, has querido formar parte de mi vida, de la vida de “Entre cirios y volantes” y conocer a “la niña de entre cirios” como me dicen algunos, o tú, flamenca, tú que me conoces personalmente, desde hace mucho o poco, da igual… Flamenca…

Diseños de Rosalía Zahíno. Simof 2012

¿Te quedas conmigo?

Besos por bulerías!!