Preparando el camino del Rocío 2015

Flamenquis…

Volvemos a llenar el blog de volantes y trajes de flamenca, desfiles, tendencias y consejos, esta vez, para el Rocío 2015 que está a la vuelta de la esquina.

Sergio Vidal Rocio 2015

Diseño de Sergio VIdal. Foto: Entre cirios y volantes

 

¡Qué alegría me da deciros que este año vuelvo con la Hermandad de Sevilla! Fue en 2004 cuando, por primera vez, viví y conocí parte del camino, descubrí el Rocío gracias a esa flamenca gitana que me quitó la rosa del pelo y me puso flores del Simpecado, he salido a caballo con la hermandad, he visto la Virgen de cerca, muy de cerca reliada en un poncho de quien el 12 de octubre me recibía con los brazos abiertos. ¡Quién iba a decirme a mí el año pasado cuando volví con Sevilla o El Salvador –como la quieran llamar– al Quema que en 2015 iba a regresar!

Entre-cirios-y-volantes-Rocio-2014-2

Claudia Alfaro -Entre cirios y volantes- Foto: Joaquín Corchero.

Cinco años viviendo de lejos la Hermandad de Sevilla (que no del Rocío) por una promesa por lo que ahora podría cantar aquello de:

Yo mi promesa he ‘cumplio’

cinco años sin verte

cinco años ‘dolorio’

cinco años de muerte

cinco años sin Rocío.

Pero a lo que vamos. Los trajes de flamenca se convierten en batas, se aligeran los volantes, las telas son más frescas, algodones, plumetis o batistas entre otras. Las mangas se acortan muchas veces pero ¡qué diferente es el estilo de una y otra hermandad! Y claro está, una cosa es el caminar y otra la estancia en la Aldea.

Rocio 2015 Sergio Vidal

Trajes de Sergio Vidal. Foto: Entre cirios y volantes

 

Mientras en unas apuestan por batas de camino cortas, cuadros de vichy o faldas y camisas, en otras los canasteros toman la palabra. En unas las flores siguen siendo peonias o rosas grandes y en otras flores del camino. Los pendientes se hacen más pequeños, hay quien usa botos, espartos o hasta deportivas. Un sin fin de posibilidades. Al fin y al cabo se trata de hacer el camino lo más cómoda posible y, para eso, cada persona es un mundo.

Amparo Macia Rocio 2015

Traje: Amparo Maciá. Foto: Entre cirios y volantes

 

 

trajes de flamenca para el rocio

Pilar Vera

Traje: Pilar Vera. Foto: Entre cirios y volantes

No es lo mismo salir un martes y tener diez días de camino que tener uno o dos, no es lo mismo cruzar por la Barcaza de Coria que no cruzarla, venir por Bajo Guía o por la zona de Huelva. No es lo mismo ir a caballo que ir andando, hay quien incluso ni se levanta del carrito o espera a las hermandades directamente en la aldea y quien va en carreta, como toda la vida de Dios. Son caminos distintos y, cada camino, cada persona, requiere cosas diferentes. 

 

¿Se pueden dar consejos? Sí. ¿Se puede hablar de tendencias? Quizás más bien de propuestas de los diferentes diseñadores. Y todo ello lo vamos a ir viendo en varios posts que os voy a preparar de aquí a que nos vayamos al Rocío.

Sonia e Isabelle sonibel Rocio 2015

Trajes: Sonia & Isabelle (Sonibel) Foto: Entre cirios y volantes

 

Faltan días para que todo comience así que empecemos nuestro particular caminar hacia el Rocío. 

Besitos por bulerías!!

Estampas del Rocío 2014 (y II): Hdad. Sevilla -El Salvador-

Flamenquis…

Y llegó la Hdad. Sevilla o El Savadorcomo quieran llamarla” al paso del Vado del Quema. Nervios contenidos. Volver a ver la hermandad con la que aprendí qué era eso del Rocío. De la que aún guardo la medalla que esa rociera de piel morena me regalase hace ya años. Volver a rezar frente a ese Simpecado. Y todo gracias a mi regalo de cumple de Joaquín Corchero a quien nuevamente debo las fotos de este post. 

Entre cirios y volantes Rocio 2014

Y es que la Hdad. Salvador remueve mis ‘sentrañas‘. Y yo buscaba entre la gente por volver a verlos y abrazarlos. Sin duda aquí no tengo otra forma de empezar que diciendo eso de:

Una oración rociera
‘Pa’ quien me enseñó el Rocío
Ave María.

Hermandad del Rocio de Sevilla (2)

Sevilla es diferente a Triana en la forma de vestir las flamencas que hacen el camino. Batas sí pero de otra forma. Aquí no falta un mantoncillo puesto a ras de escote o una rosa grande clásica. Siempre se ha dicho que sus flamencas eran elegantes en el camino. Entre canasteros y trajes de flamenca con dos, tres y cuatro volantes andaba el juego. Los trajes eran más entallados  y nuevamente estampados y lisos los protagonistas de la jornada.

Hermandad del Rocio de Sevilla (1)

Hdad Rocio de Sevilla

Aunque sea Sevilla no deja de ser un camino del Rocío y hay que mojarse los pies para cruzar el Vado del Quema, por lo que el popelin es el tejido protagonista aunque, aquí sí, algún que otro mantoncillo de plumeti pudimos ver. El pelo se recoge en una castaña clásica y los peinecillos combinan perfectamente con los trajes de flamenca. Aros clásicos, pendientes de colores y la medalla al cuello.

Hdad Rocio de Sevilla (1)

Hdad. Rocio de Sevilla 2014

Tiene la Marisma un río
que me quita ‘to’ los males
cuando me salpica el agua
son como besos del aire,
y en las lomas yo me paro
sintiendo en los arenales
y veo cruzar el ‘Simpecao’
entonando un Dios Te salve,
¡¡ Viva Su Cara morena !!
mientras los cohetes suenan
voy viviendo esas cosillas
cuando paso el río Quema
con mi Hermandad de Sevilla.

Fue mi momento para rezar. Por quien no me lee pero que me hizo volver a sonreir por culpa de un día catorce. Sé que ahora lo necesita como el día que nos vimos por primera vez. Y hasta fue mi momento de emocionarme de otra forma. De agarrar la medalla. De quedarme callada frente al Simpecado.

Mi ‘Simpecao’
lleva a su ‘lao’
gente sencilla
para decirte Rocío
cuánto te quiere Sevilla.
 
 

Hermandad del rocio de sevilla

Hdad Rocio de Sevilla (2)

Porque con Sevilla llevé flores de la carreta al pelo. Porque entendí que el Rocío no es sólo fiesta. Porque descubrí el camino. Porque con esta hermandad llené de polvo mis botos por primera vez y hasta la vi a Ella de cerca, muy cerca y dormí en la aldea. Y viví aquella salida a caballo con la hermandad y mis recuerdos, parte de mi vida, va junto a ese Simpecado.

Entre cirios y volantes Rocio 2014-2

Besos a los sones de una sevillana lenta de esas que alguien canta bajito con la voz ronca del camino.

Estampas del Rocío 2014 (I): Hdad. de Triana

Flamenquis…

Resulta que a veces suceden esas cosas que una no espera. No me veía pisando el camino del Rocío este año y, así, de repente, suena el teléfono y cinco horas después me voy a ver a la Hdad. de Triana cruzar el Vado del Quema “a las claritas del día“. Regalazo de cumple que me hizo Joaquín Corchero a quien hoy debo las fotos de este post.

Triana no es cualquier cosa

Triana tiene que ser

Triana es maravillosa

Viva Triana y olé.

Hermandad Rocio de triana Foto Joaquin Corchero (1)

Impresiona ver en silencio a la hermandad que para muchos es fiesta y jolgorio pero que también hacen un camino lleno de sentimientos, rezos y salves. Una polvareda alrededor del Simpecado, el sol saliendo, y los peregrinos caminando entre rezos y salves. Silencio contenido.

Hermandad Rocio de triana Foto Joaquin Corchero

Street Style Rociero. Porque, lo creáis o no, hay algunas diferencias de estilo entre unas y otras hermandades. Vamos a ver imágenes de esas flamencas en un día de camino, ni salida de hermandad, ni casa en la aldea. Camino. Ese momento en el que se llega al Vado del Quema y hay que mojarse los pies, el bajo del vestido y hasta los pantalones para seguir el camino.

Triana es Triana. Los patios de vecinos, las gitanas de piel morena y claveles al pelo, esa forma diferente de sentir, ese pelo recogido con una simple coleta baja o trenzas deshechas y esa batita flojita, “cuqui“, tontorrona, el mantoncillo puesto al cuello de una forma clásica olvidándonos de ponerlo a ras de escote y, algunas mujeres con el pañuelo al cuello para abrigarse porque aún hacía fresco.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

No hay poeta que describa, Triana
Las luces y el gentío, Triana
Las luces y el gentío
Y ese barrio dando vivas, Triana
A la Virgen del Rocío

Esto es puro camino. Esencia. Aquí casi que no hay sitio para esos trajes de flamenca de gasas, crepes u organdiles. Ni miles de encajes de bolillos, ni pasacintas, ni mangas largas con grandísimos volantes, ni camisas llenísimas de chorreras.

Hdad Rocío Triana Foto Joaquín Corchero Arcos (2)

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Los ramilletes de flores y rosas coronan la testa de las flamencas. En Triana vemos a las mujeres con flores más pequeñas. Algunas deciden llevar la clásica rosa pero de menor tamaño. Y otras tantas se deciden por las perlas como pendiente o, al menos, un pendiente más pequeño que el que llevamos en feria. Nesgas abiertas en los trajes y un par de volantes. Garruchitas en muchos de las batas o pequeñísimos volantes plisados. Trajes de flamenca de dos piezas y a caminar, que es lo que toca.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

 

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Hay flamencas con mucho “rollo“. Si yo me pusiera determinados looks no me sentiría cómoda, sin embargo, ser flamenca es actitud y defender el traje que se lleva puesto. A algunas mujeres las ves con esos looks y, de verdad, imprimen un sello distinto al camino. Y más si estás en Triana.

Hdad Rocío Triana Foto Joaquín Corchero Arcos (1)

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

No puedo evitar dejar de publicar esta foto de una pequeñísima rociera. No estaba en el Vado del Quema pero sí en la salida de la hermandad y como mi querido Corchero me retransmitió a través de sus fotos la salida, la tenía por ahí guardada. Hasta las más peques pueden lucir batas rocieras acorde a su edad y al momento que están viviendo alejándonos del típico traje de flamenca corto.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

image

Si nos fijábamos en los tejidos había mucho popelín, liso o estampado. ¿Para qué más? Pocas optaban por el lunar y, sin embargo, bastantes trajes confeccionados a base de telas de cuadritos de vichy.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Ver, se ve de todo. Hubo flamencas que prefirieron cruzar el Quema con canasteros que iban arrastrando y llevándose todos los matojos del camino, canasteros de esos imposibles para el momento. Otras optaron por organdiles y trajes complicadísimos pero la inmensa mayoría lucían con sumo gusto sus batas o looks compuestos por faldas largas y camisas que para eso era hora de “arremangarse” el vestido y cruzar con el Simpecado camino de la aldea del Rocío.

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Hdad. Rocío Triana. Foto: Joaquín Corchero Arcos

Volver a ir al Rocío, comenzar la jornada con la Hermandad de Triana, descubrir su “silencio“, su amanecer, su camino, es algo que me toca agradecer a Joaquín Corchero. Él iba trabajando (¡¡bendito trabajo!!) y yo disfrutando. Me ha enseñado su hermandad de esa otra forma y me ha contado historietas de esas que te ponen los vellos de punta porque “la chiquitita” tira mucho y encoje el corazón de quien la ha vivido desde chiquitito.

Flamenquis, contadme… ¿qué os parece más adecuado para cruzar el Vado del Quema? ¿ Pensáis que la flamenca de Triana viste con un sabor distinto a otras hermandades?

Besitos a los sones de una lenta sevillana rociera!!

Rocío Martín en Pasarela de Jerez 2014.

Flamenquis…

Para hablar de la romería del Rocío hay que repasarse las colecciones de Rocío Martín -DeGitana-. Ellas se definen como rocieras más que flamencas, sus trajes y colecciones suelen estar pensadas para el camino aunque nunca faltan trajes de flamenca para la feria.

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (8)

Jerezanas, su camino al lado del Simpecado de su Hermandad, todo lo que su madre les enseñó sobre el camino del Rocío, les ha hecho sentirse así y, ese concepto, lo reflejan siempre en parte de su colección de flamenca. No hay lugar a estilismos recargados, no hay lugar a trajes imposibles o a telas que puedan engancharse y desgarrarse. No. Aquí nos vamos al camino, nos sentimos guapas, cómodas y emprendemos la marcha con trajes pensados para llevar largas horas.

Rocio Martin Pasarela de Jerez 2014 (13)

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (3) Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (5)

Proponen para esas horas de “largo caminarfaldas abiertas, de colores suaves combinando estampados frescos con lisos y pequeños lunares. Pequeñísimos volantes, mantoncilllo sin flecos, pañuelo de camino. Sabor antiguo en sus diseños. A esas estampas y fotos desgastadas por el paso del tiempo. Esa foto rociera que sale de un cajón y que ya ni recordábamos.

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (6)

Sin embargo, su flamenca de Feria, camina por el Real con trajes de flamenca llenos de vuelo combinando volantes en cascada con canasteros, juegan con las mangas y utilizan colores vivos que inviten a la alegría que se desborda por el Real de cualquier feria sin dejar de lado su estilo clásico.

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (9) Rocio Martin Pasarela de Jerez 2014 (11)

El guiño a los tonos rojizos tan de moda esta temporada de flamenca 2014 y los pequeños volantes no podían faltar en su colección. Las mangas de flamenca siempre favorecedoras entalladas (aunque nos dejaron ver alguna manga húngara), finalizadas con pequeñas mangas de clavel y el mantoncillo al cuello.

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (12)

Creo que eligieron muy bien el estampado. Una tela de tonos favorecedores que embellecen a la mujer estilizando su cuerpo, ahora sí, con trajes de flamenca entallados y volantes que recorren la falda del vestido con subidas.

Rocio Martin pasarela de jerez 2014 (2)

Siempre me ha gustado mucho ese modo que Rocío Martín tiene de entender la flamenca. Creo que diferencian muy bien la flamenca de camino y de feria y no necesitan llenar de encajes, bolillos, ondulinas o pasacintas sus trajes para dibujar una flamenca clásica. De toda la vida. Son los pequeños detalles y la confección los que marcan la diferencia.

Los complementos de Candela de Reina terminan de crear un estilismo cuidado por parte de la firma aportando ese toque diferencial con el resto de las flamencas.

Flamenquis…contadme, ¿Rocío o feria? ¿Qué os parece la propuesta de Rocío Martín? ¿Y los estampados? ¿No os parece que conocen bien lo que es el camino del Rocío y que lo plasman en sus faldas y cuerpos?

Besitos por bulerías con sabor jerezano!!

Fotos: Luis Serna

Una batita para El Rocío 2014.

Flamenquis…

¿Por qué habrá gente que utiliza en tono despectivo la palabra “bata“? A mí me encanta verlas y me siento muy cómoda cuando voy a una romería con una de ellas y no tirando de un traje de flamenca llenito de volantes o con demasiados metros de tela. Me parece que ni siquiera todo el mundo, modistas, diseñadoras, llamadlas como más os guste, sabe hacerlas.

Una bata para El Rocío (de camino) no tiene por qué ser un vestido simplón que nos saca del paso, que hacemos con la tela más barata y al que apenas prestamos atención en cuanto a los detalles. Sí, lleva menos metros de tela y muchísimas veces va sin enaguas pero eso no significa que haya de equipararse a la camiseta de 3 euros de los chinos.

Pol Nuñez We love flamenco 2014_2

Sé que muchas de vosotras os enamorásteis de la bata verde agua que Cecilia Alcántara me hizo para mi Romería de Valme ¿qué tenía de simple esa bata? Todo y nada. Llena de detalles en encaje y sin embargo no era más que un mero volante.

Entre cirios y volantes

A eso me refiero cuando hablo de batas “cuquis“, de detalles y de hacerlas con mimo y cariño. El estilo no debe perderse porque vayamos a ir de romería. Si los demás quieren perderlo vale pero mis Flamenquis no. Igual ocurre cuando se “tunean” trajes de flamencas del año 4 A.C. Vale, hacedlo, me parece bien pero ¡¡ojo a los detalles!!. Con la cantidad de pasamanería y aplicaciones que hay para ponerle a los trajes de flamenca ¿por qué nos encerramos siempre en los mismos?

Pilar Vera Simof 2014

Alguien que me encanta haciendo batas para el camino es Rocío Olmedo. Bueno, batas a medio camino de traje de flamenca porque es cierto que su estilo es el de muchas chicas para ir al Real de la Feria, chicas que prefieren trajes más ligeros con unos preciosos pendientes acoralados, tres claveles naturales al pelo y hasta en muchos momentos un buen mantón bordado. Sin embargo a mí me encantan sus trajes para el camino (para gusto los colores). Me parecen muy cómodos y con un puntito diferente. Talles mucho más altos, mangas de todo tipo y pequeños volantes que se reparten por la falda del vestido. A veces tan sólo con ondulinas puestas con gusto y combinando colores que dibujan o enmarcan los volantes.

Rocio Olmedo We love flamenco 2014

Rocio Olmedo We Love Flamenco 2014_2

Y  a la pregunta del millón ¿cuántos volantes como máximo debe tener una bata para hacer el camino? Yo lo tengo claro. Bien dos volantes de unos 20-25 cms o bien tres volantes de unos 12-15 cms. Yo no le pondría más salvo cuando llenamos de volantitos mini al hilo la falda. Esto no es una regla escrita, es un consejo, a más volantes, más metros de tela y el traje pesará mucho más.

En cuanto a las mangas y escotes ¡hay tantas opciones!!. Creo que las batas permiten que la imaginación vuele y, mucho más, cuando durante el camino vamos a disfrutar de días de calor y sol. Por ejemplo, la Romería de Valme es en octubre y te la juegas con una bata de tirantas o con escotes barcos porque no sabes si ese día va a hacer mucha calor o estará lloviendo. Sin embargo, el Rocío, que este año cae en junio es más que motivo suficiente para hacernos, al menos, una bata con escote diferente. Eso sí ¡¡ojo con los escotes incómodos o mangas que se nos clavan en los bracitos!!

Pol Nuñez We Love Flamenco 2014

Y ahora una pregunta que os traslado yo a vosotras. ¿Mantón sí o no? He de decir que yo ha habido años que lo he llevado y otras veces que no. Recuerdo el año que lo llevaba e iba a caballo… me quemé de tal forma que tenía la marca del mantón y de la medalla que llevaba al cuello con la imagen de la Virgen del Rocío. ¿Vosotras sis de llevarlo o no?-

En fin flamenquis… reflexiones aparte, me gustaría que me contáseis cómo son vuestras batas para el camino, si tenéis o si utilizáis los mismos trajes de flamenca que para la feria, si lleváis o no mantoncillo de flamenca, si lleváis muchos o pocos volantes y si, a la hora de confeccionarla o comprarla, prestáis la misma atención a una bata que a un traje de flamenca.

Besitos por sevillanas cantadas a la verita de la Carreta del Simpecado.