Romería de Valme (II)

Preparando el camino:

El camino cada cual lo hace ha su gusto, incluso hay quien lo que hace es irse a ver pasar la romería por el camino y así pasar un día de campo.

Tenemos varias opciones para hacer nuestro camino:

1.- En carreta: Son preciosas y están adornadas por flores de papel que las mujeres comienzan a hacer por el mes de agosto, como mínimo. Van tiradas por dos bueyes y suelen ir unas veinte carretas de media. Las carretas entran en concurso por lo que se premian varias de ellas al final del día, cuando la Virgen llega de nuevo a su Iglesia. No cualquiera puede agrupar a gente suficiente para tener una carreta y sacarla ese día pues supone un gran gasto, no sólo por el coste de la misma y de los adornos sino también porque has de incluir la comida y bebida para tal cantidad de gente. Todos los años el dibujo que se hace con las flores de papel cambia por lo que todos los años hay nuevos gastos.

2.- En galera: La galera es parecida a la carreta sólo que es más larga, por lo general, van menos adornadas, las ruedas no son de madera, agrupa a mucha más gente y, no sé por qué, siempre que las ves hay por algún lado una pata de jamón. Las galeras van detrás de las carretas que siguen a la Virgen y también suele haber unas quince, más o menos, lo que pasa es que aquí el número varía mucho más.

3.- Andando.- mochila al hombro y a caminar o bien andas al ladito de la Virgen y cuando llegas al Cortijo de Cuarto tienes a tus amigos o familiares esperándote con todo montado.

4.- A caballo o en coche de caballo: Los caballistas sí van delante de la Virgen abriendo el paso pero los coches de caballo ya no porque formaban un tremendo lío y, al final, la Virgen llegaba muy tarde al Cortijo de Cuarto, así que ahora van detrás.

Haciendo el camino:

Copita por aquí y copita por allá, que no falte un buen rebujito y las sardinitas a medio camino. Los montaditos, las mediaslunas, jamoncito y quesito… todo el mundo suele invitar a los amigos. Ese día el traje de flamenca…más vale que no sea demasiado estrecho o, al menos que sea elástico.

La Virgen sale a eso de las 8.00 de la mañana y a mí particularmente me encanta cuando sale aún de noche por no haberse cambiado aún la hora. Llega (o debe llegar) a eso de las 13.30 a Cuarto para volver a salir de allí sobre las 18 o 18.30.

La salida es impresionante, todo el pueblo se vuelca con la Virgen, algunas calles están adornadas y el coro va delante cantándole sevillanas. Vamos, cantan los pobres lo que pueden porque es impresionante la cantidad de gente que hay, el que lleva la guitarra, no sé ni como logra tocarla. Os reto a buscar a la Virgen en la foto de abajo a la derecha, porque os prometo que está ahí.

Yo soy de las que, gustándole mucho el camino de ida al cortijo por lo alegre que es, le gusta muchísimo más el camino de vuelta con ese atardecer a la espalda y esos rezos durante el camino. Imaginaos una carretera de noche sólo alumbrada por las fogatas que algunos encienden y por las pequeñas bombillas de las carretas. Es precioso.

No puedo evitar que me guste tanto ese día, ya hoy he visto que estaban arreglando varias calles por las que pasa la romería, por lo que supongo que ya comenzarán a limpiar el camino de rastrojos y demás hierbas secas. La gente se suele ir la semana antes a coger sitio…”¡¡si es que son de un exagerao!!”

Como tengas la reunión adecuada te lo pasas genial, es como un Rocío que sólo dura un día… ¡¡¡yo quiero más!!!

¿Os venís conmigo?

Romería de Valme (I)

Flamenquis…

Virgen de ValmeComo nazarena, hay un día que, llegadas estas fechas, comienzo a preparar. Antes lo hacía con la familia, ahora con los amigos.

Desde aquí quiero haceros partícipes de una tradicional fiesta de donde vivo pero no quisiera hacerlo desde el punto de vista histórico o cultural, aunque no niego que haga alguna referencia para que podáis entenderme. Me gustaría que entendiéseis lo que es la Romería de Valme para mucho de nosotros, aunque reconozco que para otros tan sólo es un día de campo. No es mi caso.

Perdonadme si aquí hablo menos de trajes de flamenca pero no podía dejar pasar la ocasión.

La Romería de Nuestra Señora de Valme se celebra desde que en el  año 1870 se reorganiza la Hermandad y, gracias al impulso de los miembros de ésta y del poeta José Lamarque de Novoa, se decide realizar, anualmente, una romería otoñal a la Ermita de la Señora. De esta forma, el 28 de octubre de 1894 tuvo lugar la primera Romería de Valme, en la que la Virgen fue llevada en una carreta de flores hasta su antigua capilla. Esta fiesta continuó hasta el año 1899 y se reanudó en 1916. A partir de entonces se ha venido celebrando todos los años, salvo en el primer bienio de la Segunda República (1931-1933) y durante la Guerra Civil (1936-1938). En las últimas décadas la fiesta ha adquirido un gran auge, sobre todo desde la Coronación Canónica de la Virgen en 1973, hasta el punto de ser una de las romerías más importantes de Andalucía; por ello, fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en junio de 1976 (www.hermandaddevalme.es).

Paradójicamente la Virgen de Valme no es la patrona de nuestra ciudad aunque muchos crean lo contrario sino la Protectora de Dos Hermanas y Patrona del Ayuntamiento.

Virgen de Valme

La romería se celebra cada tercer domingo de octubre y, a estas alturas, muchas andamos preparando los trajes de flamenca. Porque aquí también hay. Además, en este sentido, es característico de nuestra ciudad que, al tratarse de una romería que tan sólo dura un día y, en sí, no es dura, las chicas suelen llevar unos trajes preciosos y no batas rocieras ni nada por el estilo. Yo me encuentro entre las que algún año ha estrenado para esta romería traje de flamenca y, como no, aquí ando liada cosiendo un par de trajes para ese día.

La semana previa a la salida de la Virgen es muy especial pues no sólo se celebran los cultos a la Virgen sino que, además, hay una tradición muy emotiva para muchos.

Para que os hagáis una idea, la Virgen se encuentra en un Altar Mayor bastante alto (ver imagen) y durante esa semana los niños de los distintos colegios de la ciudad acuden a hacer una ofrenda de flores a la Virgen (muchas veces vemos a los niños chicos en fila de a uno con un par de claveles en la mano para llevárselos a la Virgen). Finalmente, el altar queda completamente lleno de flores. Al final de la semana se produce también la ofrenda de flores de las hermandades de Dos Hermanas y, por últimos, la de los boyeros de la Virgen. Imaginaos esa Iglesia, repleta de gente, con el altar lleno de flores, con un olor maravilloso a nardos y la misa cantada por el coro de la hermandad. Impresionante.

El sábado se celebra el tradicional besamanos (besamedallas más bien) de la Virgen… vaya mañana bonita. La gente está en la calle todo el día y los más apurados esperan a la noche para pasar a verla. Imaginaos las colas a las siete u ocho de la tarde…

Ya sólo queda esperar a la mañana siguiente a que suene el despertador para vestirnos de flamenca, colgarnos la medalla e ir a verla salir… pero eso, en la siguiente entrada.

Besitos por bulerías!!

Actualizado

He actualizado la entrada “Patrón volante canasteros” indicando una forma muchísimo más fácil de sacarlos…
Saludos!!!

Nuevo encargo…

Ayyyy… esto de tener amigas a veces no sé si es bueno o es malo… que no, que es broma.
El martes me escribió una de mis íntimas amigas diciéndome que se había comprado la tela para un traje de flamenca y que cuando tuviese los encajes que quería que me la mandaba para que le hiciera un traje.
Lo mejor no es eso sino que le pido que me diga como es, más o menos, lo que quiere (porque cambiará treinta veces de idea) y me dice: “Clau, dice la de la tienda de las telas que cree que lo que le describo es un canastero” ¡¡¡Cree la de la tienda!!! ¡¡Cómo sería esa descripción!! Es que mi Carmela es mucha Carmela, sin ella y sin mi novio yo no me hubiese arriesgado a nada de esto porque son los dos más pesados del mundo.
Bueno, el caso, es que para el tercer domingo de Octubre (día grande aquí donde vivo porque es la Romería de nuestro pueblo, ni os hacéis una idea la cantidad de gente que va) tengo que tener otro traje más listo. Ya os subiré una foto de la tela y los encajes para que los veáis y os diré si al final se lo hace canastero o no. Ahora, monísimo le va a quedar.
Saludos!!!