Las reinas de la casa…

Flamenquis…

Hay mamás que no quieren vestir a sus hijas iguales que ellas, simplemente porque no les gusta o porque ellas tienen pensado hacerse un traje que para nada pegaría con su hija. Y la verdad, viendo lo que hacen algunas, esta opción quizás sea la más coherente.

Claro, ahora la historia está en «¿qué le hago?» Compaginar el gusto de las niñas y el de las madres a veces resulta un tanto complicado (pobre de mi madre, la lata que le dí) y otras veces, lo que resulta complicado es de salir de la rutina, de los vestiditos de niñas que hace todo el mundo.

Cañavate

Diseños de Cañavate. Simof 2009

 

Otras mamás lo que quieren es que el traje le dure varios años a las niñas y para eso tienen que encontrar un traje que tanto en ese momento como dos o tres años después le pueda seguir pegando a la niña. Total, que a veces resulta arduo difícil poner a tantas partes de acuerdo.

Trajes de flamenca para niñas

¿Qué es lo mejor? Colores básicos y formas simples si queréis que el traje les dure y, si no, buscad trajes con encajes o telas más ricas.

En realidad, las niñas más pequeñitas se ven monísimas con los trajes cortos, telas como el piqué, popelín o los perforados son las que más se usan para ellas. Combinaciones que quedan muy finas son las de los tonos bebés con beige y con pequeños pasacintas.

Maricruz Trajes de flamenca Simof 2009

Maricruz. Simof 2009

En cambio, las niñas de entre cinco y siete años van pidiendo ya otras cositas, colores rojos, turquesas, verdes, amarillos... van muy bien para ellas y los trajes hasta los pies les van también ideales lo que no significa que no se los podáis poner cortitos.

Hermanas Serrano Simof 2009

Hermanas Serrano Simof 2009

Yo os diría que evitéis los fajines y los cortes en el pecho que aún no los necesitan, ellas no tienen que marcar figura, son niñas, van a bailar mucho y a revolcarse por el albero y, a esta edad, lo que os conviene es que el traje no se rompa en los cacahrritos así que tirad de telas más resistentes. Pero también es cierto que hay diseñadores que optan por trajes con cortes en el pecho para las peques, eso sí, para niñas de unos 8-10 añitos.

Aurora gaviño Simof 2009

Aurora Gaviño. Simof 2009

A ellas les queda bien casi todo pero no uséis tonos demasiado oscuros con ellas, eso sí, el azulina combinado con el rosa queda muy bien. Cuando utilicéis colores oscuros en la tela del traje de flamenca recordad ponerle el mantoncillo, enaguas y complementos de colores más vivos, envejecidos o vintages.

Por otra parte, hay lunares monísimo para las niñas, pequeños estampados para ellas así que no caigáis en el error de florearlas ni recargarlas, que al igual que vosotras ellas también tienen que GUAPAS.

¿Cómo es el traje de la Reina de tu casa?

Besitos por bulerías!

Azul cielo, azul noche.

¡Qué bonito puede quedar un traje celeste, turque, azul pavo, azul añil…! ¡ Y qué feo!P1308088

Yo no sé por qué pero a la gente le ha dado por combinar el turquesa con el verde limón (pero limón, limón) o con el naranja butanero o comprarse las telas semivaqueras con pequeñas flores estampadas a las que, no sé por qué, siempre le meten una tela perforada. En fin, ellas sabrán.

El turquesa es un color que en realidad no admite demasiadas combinaciones si lo que pretendes es, por ejemplo, poner un par de volantes de otro color que elijas o quieres todos los complentos de ese otro color. En cambio, sí 1234513183970admite muchos detallitos de distintos colores, por ejemplo, podéis poner pasacintas cada uno con la cinta de un color, rosa, amarillo, verde, morado, rojo, marrón chocolate… y después combinar los complementos entre el turquesa y rojo (se lleva muchísimo, de hecho se ven una barbaridad por la feria) o el turquesa y el amarillo o el verde. Lo que os quiero decir con esto es que el turquesa no sólo vale para el rosa, blanco o beige sino que también para muchos otros colores que no siempre han de ser en tonos P1308808pasteles pero que cuando uséis esos otros colores tenéis que terner en cuenta que esa combinación ha de hacerse a modo de pequeños detalles, sin extralimitarnos. Otras veces os encontraréis que ya la tela le dice todo al traje (imagen de la derecha) por lo que tan sólo con añadir esos pequeños detalles ya estrá perfecto el traje, no necesitáis poner más. Muchas veces pequeños detalles hacen un traje impresionante.

P1308310Otra combinación que se lleva mucho es el celeste con el marrón chocolate, eso sí, tratad de que hay blanco de por medio, es decir, que la tela sea de lunares o rayas, o, como en la imagen, meterle una camisa al vestido en blanca (mejor que beige, que no queda mal tampoco pero queda más elegante el blanco). Eso sí, el celeste con el marrón da un aire un tanto pijo sobretodo porque recuerda a la vestimenta de los hombres cuando van a la Feria o al Rocío (camisa celeste o blanca, pantalón o chaqueta beige o maroncito claro…), pero la verdad es que queda monísimo.

P1308064Más fácil lo tenéis si lo que buscáis es un azul pavo, azul añil o azul noche. Éstos van muy bien con numerosos colores, rosa fucsia, amarillo, distintos tonos de naranjas… y sobretodo el negro. Qué bonito puede quedar una tela azul con lunares negros, y ¡qué elegante! Igualmente os digo que tengáis cuidado con el negro que tampoco se trata de matar el azul ¡ah! y las flores negras también se pueden usar, que oigo a mucha gente decir eso de «¿una flor negra? ¡qué triste!» o eso otro de «las flores negras para las rubias».

Por último, a las niñas pequeñitas se les suele vestir mucho del llamado celeste bebé y para ellas queda ideal con el beige sobretodo si le ponéis unos «grandes» encajes.

Venga ánimo, y a vestirse del color del cielo! ¿o es qué acaso no merecéis el cielo?

Un variado de complementos.

Flamenquis…

Sí, digo variado porque os iré escribiendo, poco a poco, sobre cada complemento en particular, al igual que estoy haciendo con los colores. Todo llegará. Así que os doy un adelanto, un «variaíto» que diríamos aquí.

Originalidad en los complementos no podemos obviar que hay, pero una cosa es originalidad y otra distinta, cosas que nada tienen que ver. Partimos de la base de que los complementos básicos son: flor, peinas (ya sean peinas, peinecillos o peinetas… próximamente os explicaré la diferencia en una nueva entrada, es que la estoy preparando) y pendientes.

vicky martin berrocaljpg

También podemos usar pulseras, collares y anillos pero dependerá, por lo menos para mi gusto, sobretodo del traje y de los pendientes (por ejemplo, si usas unos pendientes muy grandes que prácticamente te toquen los hombros y además usas collar puedes verte sin cuello y mucho más si, además, llevas la flor al lado. Usar pulseras con unas mangas muy largas es una tontería…)

Lo principal la flor, al lado, arriba, mirando hacia atrás, más caída o menos, con pelo corto, moño o largo o suelto, una, dos… como quieras, pero ponte siempre flor. A mí me encanta innovar con la flor, tanto en su posición como en el tipo de flor.  Eso sí, las flores extragrandes me encantan pero también es verdad que no a todo el mundo les pega pues si tienes la cara finita o pequeñita se te puede ver muy exagerada.

manuela-berro-2008

complementos de flamenca-2

Los pendientes… a mí me vuelven loca, cuanto más grande mejor. Eso sí procurad que el enganche (la parte que va en el lóbulo) sea al menos, una pequeña bolita, sino se verá como desnuda la oreja.

Peinas, peinecillos y peinetas… bueno eso depende de cada cual. Ahora se lleva mucho usar varios peinecillos en un lado y la flor arriba, los tonos dorados envejecidos o los plateados también envejecidos pueden ir muy bien, dependiendo del color de tu traje y del estilo que le hayas dado.

Las pulseras, van bien si la manga (no el volante de la misma) te da para ello pero tampoco es algo esencial. Eso sí, últimamente se lleva el ponerse varias pulsera muy grandes de distintos colores, de estas que son de madera, pero claro, como ya os he dicho depende de por donde os llegue la manga del traje. Un anillo grandecito queda también fenomenal, pero si no lleváis demasiadas pulsera o estas son tipo semanario.

Los collares tienen lo suyo. Vamos a ver, ponerse un collar con un traje de flamenca que tenga cuello puede quedar un tanto… extraño. Ponerte un collar con pendientes largos o grandes, puede resultar cargante, ponerte uno o dos collares si estás gordita para no usar mantón, no queda nada bien, hay otras opciones como los flecos que quedan ideales. Sin embargo, si te pones un pendiente grandecillo pero no exagerado y varios collares (cuatro o cinco) de distintos tamaños y colores a modo de mantón puede quedar muy bien. Claro, yo también quisiera los maravillosos collares, por ejemplo, de Dublos.

Aurora Gaviño 2009-2

Los piercings en los labios y cejas… fuera, no cuesta trabajo quitártelos un día de 365 que tiene el año.

Y, por lo demás, recuerda que NO tienes que ponértelo todo. Yo muchas veces llevo solo la flor, los pendientes grandes y un anillo y otra me pongo muchas cosas. Cambia, no vayas igual todos los días pero recuerda siempre ir GUAPA!!!

Flamenquis contadme… ¿ Y vosotras, qué te pondríais?

Besitos por bulerías!!